Viaje a MARRAKECH y ESSAOUIRA en 5 días (con Gymkhana)

Marruecos tiene “algo” que no se puede describir fácilmente. Ya había visitado con anterioridad este país en busca del desierto encontrándome con el ruido del silencio. Esta vez mi crónica es sobre un viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días junto a mis compañeros del proyecto conjunto de Tu Blog de Viajes en el que fue nuestro encuentro anual, el #TBVmarrakech

Viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días

Viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días (con Gymkhana incluída)

El viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días se dividió en dos partes: A la primera le dedicamos 2 días y medio, y a la segunda, 1 día y medio. Para nuestro encuentro contactamos con Viajes Marrakech, que se encargaron de todo: nos facilitaron el alojamiento ideal para las 10 persona que íbamos, el transporte, su compañía y guía por los lugares a recorrer y la sorpresa en forma de “gymkhana de los sentidos” que nos prepararon por el zoco (no os lo perdáis, más adelante hay un vídeo con lo que vivimos).

Qué ver en Marrakech

Marrakech es uno de los destino más habituales desde la península. Volando desde Madrid o Barcelona compañias como Ryanair o Norweggian ofrecen precios muy económicos.
Nuestro viaje comenzó en Marrakech. Esta ciudad ofrece muchas actividades y es, a la par, alocada y atractiva, por lo que se podría emplear más tiempo para visitarla, pero en torno a dos días es un tiempo mínimo para poder sacarle algo de provecho.

Plaza Djemaa el Fna

Entre los principales atractivos de la ciudad se encuentra su enorme plaza, Djemaa el Fna, una amplia explanada que, al caer la noche se llena de vida con músicos callejeros, puestos de comida, juegos improvisados… Aquí puedes encontrar algunas personas que utilizan animales para atraer a turistas, tales como monos o serpientes, a los cuales aconsejo ignorar por encima de todo.

Plaza Djemaa el Fna

Palacio de la Bahía

El palacio de la Bahía, construido a finales del siglo XIX con el fin de ser el palacio más grande de todos los tiempos. Este enorme espacio posee estancias en las que se puede ver combinado el estilo árabe con el marroquí. Su plaza central y sus jardines son los lugares más destacados de su visita.
Su visita cuesta 10 dirham (1 euro) y se puede visitar entre las 9 y las 16:30 de lunes a viernes.
Palacio de la Bahía

Curtidurías 

Las curtidurías de Marrakech no son tan famosas como las de Fez, pero aun así se puede encontrar este tipo de espacio de trabajo artesano, tan típico de esta tierra. No hay precio de entrada estipulado, pues siempre se acaba en la tienda en la que el encargado intenta vender alguno de los productos, no obstante, a la persona que hace de guía por el recinto suele reclamar un pago de 1 o 2 euros.

Curtiduría Marrakech

Madrasa de Ben Youssef

La madrasa de Ben Youssef es otro de los principales atractivos de Marrakech. Las madrasas son centros de estudios superiores destinados principalmente al ámbito religioso y la de Ben Youssef es la más grande de todo Marruecos. Desde su patio interior, pasando por todas sus salas y pasillos su visita es como transportarse a otro tiempo y otra cultura.

Madrasa Ben Youssef

Bazar de Marrakech

El bazar de Marrakech es, simplemente, descomunal. Cada una de la veces que lo he visitado, en diferentes viajes, he descubierto cosas nuevas. Dividido en diferentes zonas, latoneros, babuchas, textil, especias…, este enorme mercado es un bello caos de callejuelas que se extiende en todas direcciones. Perderse en él es sumamente fácil.

Una gymkhana de los sentidos

Nuria y Hamid, las dos personas que están detrás de Viajes Marrakech, nos prepararon una sorpresa muy especial. A las 3 de la tarde de un caluroso sábado nos reunieron y nos dividieron en dos equipos: íbamos a competir en una gymkhana por la medina de Marrakech.

Excitados y sorprendidos, cogimos nuestros distintivos, el genial libreto que habían preparado con las 5 pruebas que representaban los 5 canales sensitivos: vista, oído, tacto, gusto y olfato. El viaje estaba siendo muy especial pero esto fue el golpe definitivo para que se convirtiese en algo inolvidable.

Mejor un vídeo que lo explique

Qué ver en Essaouira

Por la medina de Essaouira han pasado fenicios, portugueses, franceses y hasta el set de rodaje de Juego de Tronos.
Esta ciudad, considerada patrimonio de la humanidad por la Unesco, es una pequeña joya a los pies del océano Atlántico. Su trazado es prácticamente rectilíneo, similar al de las ciudades europeas, salvo en la zona del casco antiguo donde se hace un poco más laberíntica (pero ni mucho menos tanto como el de Marrakech o Fez).

Medina de Essaouira
En Essaouira se puede destacar como visita el puerto, con un animado mercado de pescado que discurre paralelo a todas las embarcaciones azules atracadas junto al muelle. Cerca del mercado se encuentra la torre de la Skala, con buenas vistas panorámicas de la ciudad.
Puerto de Essaouira

Caminando desde el puerto se atraviesa la puerta de la Marina y se llega a la gran plaza de Moulay Hassan, rodeada de cafés y terrazas. Desde ahí ya se comienza a penetrar en la medina, uno de los cascos antiguos más bonitos de todo Marruecos con sus pequeñas tiendas de artesanos, sus casas y paredes coloridas y la zona de fortaleza que da en dirección al mar.
En la zona norte de la ciudad se encuentra el barrio judío o mellah.

Calle Essaouira

Medina de Essaouira 2

La playa de Taghart es la playa principal de la ciudad y se extiende desde el puerto hacia el sur a lo largo de cerca de 2 kilómetros. En ella es muy habitual actividades acuáticas como el surf o el kite surf.

A nivel gastronómico, en Essaouira se puede degustar pescado fresco, entre los que se encuentran las sardinas, las gambas o las doradas cocinadas al fuego.

En cuanto al alojamiento el grupo de Tu Blog de Viajes nos alojamos en riads tanto en Marrakech como en Essaouira, destacando el precioso riad Zhara de esta última ciudad, regentado por un Barcelonés emigrado hasta tierras marroquíes.

_1150547

Como resumen personal de este viaje a Marrakech y Essaouira en 5 días,  los momentos vividos junto al resto del equipo fueron realmente inolvidables, una experiencia de unión, compañerismo y conexión, donde atamos lazos que ya estaban comenzando a formarse pero que la distancia geográfica entre unos y otros impedía apretar de forma sólida y duradera. Y Marruecos fue, sin duda, el lugar perfecto para confirmar ese vínculo de unión.

17 Responses

  1. Jajajaja que risas! Soy buen actor eh? jaja :p Mola el vídeo y bonito resumen del viaje!

  2. Patri dice:

    Ja ja ja el video está genial, me han encantado ver cómo lo vivió el equipo azul… Nosotros más o menos igual aunque Irene y yo estresadas porque nos perdimos por el zoco y Octavio diciendo “tranquila muyaya” ja ja aunque con el té os liasteis un poquito 😁
    Besitos, ¡el año que viene repetimos!

  3. Europeos Viajeros dice:

    Fue un viaje bestial, Luis y el té…bueno, no tuvo mucho arte. El baile final muy bueno, que difícil mover el gorro mientras bailabas 😛

    Essaouira es totalmente distinta a Marrakech, mucho más tranquila, pero menos auténtica.

  4. Muy buen resumen de nuestros cinco días por tierras marroquíes. El vídeo “chapó”, ahí podemos comprobar lo bien que nos lo pasamos y el compañerismo que hay dentro de TBV.

    Un abrazo!!!

  5. MJ dice:

    Oye qué buen vídeo!! Me he podido hacer una idea de este pedazo blogtrip! Graciasss

  6. Vir dice:

    Anda que no lo pasasteis bien! Me han entrado muchas ganas de conocer Marrakech!! 🙂

  7. Nuria dice:

    Dani me ha encantado este vídeo de la Gymkhana. Me ha traído muy buenos recuerdos de vuestro paso por Marrakech. Mil gracias por todo. Y mucha suerte con tu nuevo proyecto KIWI

    • DaniKeral dice:

      Hola Nuria!! El vídeo muestra lo bien que nos lo pasamos… fue el momentazo del TBV, sin lugar a dudas.

      Muchas gracias, a ver qué tal se da la antípoda!!!

  8. Dani Te pasó igual que a nosotros que te enamoraste de Marrakech y Essaouira 😛 Aunque también decir que en Marrakech tendrás que volver porque aun tienes muchos lugares para conocer y que te recomendamos porque segurísimo te gustarán. Cuando estuvimos en Essaouira lo primero que hicimos nosotros fue caminar por su medina y dirigirnos a su puerto pesquero desde donde las vistas de la puesta de sol son inolvidables. Nosotros también nos alojamos en el Riad Zhara 🙂 la atención buenísima. Nos encanta la última foto, es perfecta. Buen post!!! Abrazos viajeros 🙂

    • DaniKeral dice:

      jeje, sin duda, de Marrakech me quedan cosas por ver, he estado 2 veces y en cada una descubrí cosas diferentes. Las siguientes volverán a ser sorprendentes. Essaouira… buf, una belleza, pura y dura. Y el Zhara es un lugar de ensueño, una pasada!

      Abrazote!!

  1. julio 31, 2017

    […] principales, con el extra de que aquí no son tan agobiantes como en ciudades como Fez o Marrakech. Para saber más sobre Meknes, puedes ir a esta entrada de mis amigos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *