El sueño de Auroville (¿ QUÉ ES AUROVILLE ?)

¿ Qué es Auroville ? 

Definir exactamente qué es  Auroville es algo complicado porque  Auroville es un sueño. Este sueño:

“Debe existir sobre la Tierra un lugar que ninguna nación pueda reclamar como suyo, un sitio donde todos los seres de buena voluntad, sinceros en sus aspiraciones, puedan vivir libremente como ciudadanos del mundo”
(Mirra Alfassa)

Matrimandir

Esa es Auroville. Nacida en 1968, debe su concepto y su idea a Sri Aurobindo, político y filósofo hindú y su compañera intelectual y espiritual , la francesa Mirra Alfassa, denominada La Madre, aunque fue ella la auspiciadora principal del proyecto.

Bien esa es la idea, pero… ¿y el resultado? ¿Qué sucedió desde 1968?

Pues básicamente, tanto el Gobierno de la India como la UNESCO han ido apoyando la iniciativa durante todos estos años, como un ejemplo de alianza de civilizaciones.
Ideada para albergar 50000 personas, actualmente habitan 2424, siendo casi la mitad indios y el resto de más de 25 nacionalidades distintas.

Tibet en Auroville

¿Qué sucede en Auroville?

La vida en Auroville es comunitaria. Se divide el territorio en un radio de 20 km², ocupado en su mayoría por zona de bosque (uno de los grandes logros, pues se reforestó la superficie antes casi desprovista de árboles) y por mas de cien aldeas. Entre todos, a modo de comisiones, se encargan de las gestiones de urbanismo, educación, salud, investigación etc.

Señal de tráfico en Auroville

Se da una especial importancia al desarrollo y formación en aptitudes humanas y artísticas. Puedes encontrar formación y grupos de trabajo artístico (teatro, pintura, danza, escritura…) como de organización, cuidado y gestión del medio ambiente, grupos de trabajo de empoderamiento para la mujer (dirigido sobre todo al sector indio) a parte de, por supuesto, la presencia de diversas escuelas con diferentes tipos de modelos educativos.

Patio de una escuela de Auroville

El centro geográfico y conceptual de la ciudad lo ocupa el Matrimandir, una imponente esfera de discos dorados con una sala que alberga una gran esfera de cristal. Sobre esa esfera, desde lo alto de la estructura, incide un rayo de luz que alumbra el interior de la estancia. 

¿ Qué es Auroville ?

Ese es el concepto de Auroville y lo que explica de mejor forma qué es Auroville: la idea de una energía que se encuentra en lo que rodea y que debe ser captada y redirigida por cada uno para construir ese ideal de “ciudadano del mundo”. Ese “lo que rodea”, según lo trasmitido por ambos ideólogos, tiene un tinte divino, al que llaman de diversas formas. Pero no establecen ninguna conexión con ninguna religión. Es más, dicen de forma explícita que el lugar  no está ligado a ninguna religión o credo, solo la idea de construcción por el bien común.

Árbol banji. De sus ramas nacen nuevos troncos

Suena bonito, pero… ¿se está haciendo?

Solo tengo conocimiento y experiencia de una semana, de observar y de dialogar con la gente pero he de decir que me quedé gratamente sorprendido de que, efectivamente, había numerosos signos de esa cooperación y comunidad.

Distribuidos por zonas, se desarrollan innumerables actividades  de promoción de salud y educación, de investigación (como la forma de potabilización del agua mediante la dinamización por medio de vórtices),

Vortice de agua

y la adquisición de energía a través de una enorme cocina solar que da de comer a 2000 personas al día en el edificio denominado “Solar kitchen” (en la imagen solo es una versión “pequeña” de la de Solar Kitchen.

Solar kitchen o cocina solar

El dinero, uno de los elementos que su ideóloga quería eliminar, sí que está presente, pues la gente de fuera de Auroville puede entrar, conocer y pagar ciertos servicios dentro de Auroville, pero eso sí, los aurovillianos tienen su propia forma de “crédito” mediante el cual pagan servicios como la comida.

Es importante también el concepto de la propiedad: las casas y territorios no son de la gente, son de Auroville. Puedes pagar un lugar, una casa, el precio que proceda (hay distintos proyectos urbanísticos) pero esa casa es de Auroville. Esto que parece chocante, es relativamente comprensible si se vuelve a la idea raíz de todo: “un lugar que ninguna nación pueda reclamar como suyo”.

_1050175 copia

Para entrar a Auroville como habitante hay que pasar por un proceso de varios meses, donde estás primero como voluntario en alguna de las granjas o zonas de trabajo (en cualquier sector, sea sanitario, construcción, agricultura…) entendiendo más desde dentro el concepto de Auroville. Después, pasado tiempo, ya adquieres el derecho (bajo el visto bueno general de los lugareños) a poder habitar Auroville como un auroviliano más. Esto, que puede sonar algo sectario o elitista, realmente puede no serlo, puesto que es coherente que esa ciudad, que no es una ciudad cualquiera, sino a fin de cuentas una comunidad que trabaja en equipo, se rija por una filosofía comunitaria en la que tanto el individuo como la comunidad deben conocerse y aceptarse el uno al otro. 

Central Guest house de Auroville

En general, para el que se pregunte qué es Auroville no esté familiarizado o minimamente abierto a conceptos como meditación, observación interior o energías vitales puede que les de un tufillo a secta o reducto “new age” todo lo que está detrás de la idea de la ciudad y su Matrimandir.
Pero habiendo recorrido, con mirada abierta y a la par crítica todo lo que observaba, no he detectado indicio alguno de sectarismo o elitismo, más bien todo lo contrario: ellos son gente sencilla que un día llegaron a un lugar en el que construir una utopía y que te lo cuentan con total sencillez, sin intentarte convencer de nada. Solo están abiertos a mostrarte lo que tú quieras saber. Se pueden observar pequeños conflictos normales en todo grupo formado por humanos conviviendo, pero nada que no suceda hasta en cualquier pequeño pueblo del planeta. 

_1050146 copia

Es posible que la respuesta a “¿ Qué es Auroville ?” necesite un poco más de tiempo de experimentar y hablar con la gente que lo habita. Pero, sin duda, lo que te cuentan y observas no es una utopía. Es un sueño que se va convirtiendo, a paso lento, en una contundente realidad. 

You may also like...

5 Responses

  1. MARÍA dice:

    Si mal no recuerdo, el libro “Anochece en Katmandú” habla de esta ciudad en la época hippie.

  2. Javier dice:

    Precioso sueño convertido en realidad.

    Gracias por Mostrarlo.

  1. agosto 29, 2016

    […] ¿La solución? Agua embotellada o, en algunos casos, purificada como en Auroville. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: