Viajar BARATO o GRATIS por NUEVA ZELANDA

Viajar a Nueva Zelanda es uno de los deseos recurrentes para mucha gente, pero existe un rumor que suena en torno a este país y es que es un lugar caro para viajar. No voy a negar que hay países mucho más asequibles, pero es posible viajar barato o gratis por Nueva Zelanda. Solo hay que saber cómo hacerlo.

Mount Doom 2

Hoy os voy a decir los trucos que usé para que mi viaje de tres meses por Nueva Zelanda fuese mucho (pero mucho) más barato de lo que se suele pensar. Voy a dividir este artículo en secciones, según hable de transporte, alojamiento, compras y actividades.

Viajar barato o gratis por Nueva Zelanda

Transporte en Nueva Zelanda:

El transporte en Nueva Zelanda se hace, generalmente por tierra. Su red de trenes es bastante precaria, por lo que las carreteras son el medio más común. Voy a comentaros diferentes formas de transporte, desde las que son a coste “0” hasta las que implican algo de gasto (y cómo hacer que sea el menor posible).

a) Autostop en Nueva Zelanda:

El autostop es la mejor forma de viajar barato o gratis por Nueva Zelanda.

Esta forma de transporte, que algunos veréis como algo peligroso,  es de las más fáciles y naturales en Nueva Zelanda. 

Viajar barato o gratis por Nueva Zelanda

En mi viaje me moví casi todo el tiempo haciendo autostop.  La gente de Nueva Zelanda está muy acostumbrada a llevar a viajeros (e incluso a hacer ellos mismos autostop) y son tan simpáticos que se ofrecen sin siquiera tú buscarlo. Para que os hagáis una idea, el tiempo de espera fue, la vez que más, de una hora y 14 minutos, y la que menos, de apenas 10 segundos (literal). 

Algunos trucos para hacer autostop son:

  • Utilizar un cartel con una localidad a no mucha distancia en la dirección a la que te diriges,
  • Sonreír  mucho.
  • Colocarse en zonas donde los vehículos vayan más despacio y puedan parar (incorporaciones a otra carretera, zonas donde haya arcén más amplio)
  • Tener paciencia. El autostop es para aquellos que viajen con algo más de lentitud y no estén sometidos a un límite temporal en su viaje.

b) Bicicleta en Nueva Zelanda:

Para los más deportistas, la opción de recorrer Nueva Zelanda en bicicleta puede ser una buena forma de conocer el país sin gastar tanto dinero. Para ello sería necesario estar más tiempo en el país, ya que en un viaje corto no permitiría ver todo lo que tiene que ofrecer. Para los cicloturistas, hay una red social de alojamiento que puede ser de gran utilidad y de la que voy a hablar en otro apartado.

c) Autobús en Nueva Zelanda:

En mi viaje por Nueva Zelanda utilicé el autobús cuando el factor tiempo hacía que el autostop no fuese la forma ideal (para llegar en una fecha concreta). En Nueva Zelanda hay varias compañías, pero las más importantes son Intercity y Naked bus. Naked suelen ser más baratas pero no cubren todas las rutas.
Intercity está más extendido y puedes llegar a casi cualquier lado con su servicio.

Para viajar más barato, ambas compañías tienen formas para abaratar costes:

  • Intercity tiene el sistema de bonificaciones llamado Intercity rewards. Para ello, te tienes que registrar en la página y, cada vez que compres un viaje, ganas dólares para poder gastar en tu próxima compra. También poseen bonos de viajes para que salgan más baratos, aunque no los llegué a utilizar.
  • Naked bus tiene también bonos de viajes, llamados Naked Passport, que puedes usar en 12 meses.

d) Relocation en Nueva Zelanda:

Adoro relocation. Esta es una de las formas de viajar barato o gratis por Nueva Zelanda en las que más libertad de movimiento tienes,  pudiendo ahorrarte incluso en el alojamiento.

¿Qué es relocation? Consiste en “recolocar” un coche de una compañía de alquiler X de una ciudad a otra en un tiempo X (suele ser entre un día y 4, dependiendo de la longitud del trayecto). Según qué compañía, el precio puede ser 0 o, como mucho, 15-20 dólares (1 euro = 1,579 NZD).
Con relocation no se pueden hacer todos los trayectos, solamente los más habituales, siendo las rutas Auckland-Wellington-Christchurch las más numerosas. Pero afortunadamente hay bastantes más que, dependiendo del momento, pueden estar disponible (para ello hay que mirar de vez en cuando las páginas para encontrar los “chollos”).

Relocation en Nueva Zelanda

Lo positivo de esta forma de transporte es que tienes tu propio vehículo, con la libertad de movimiento que esto da. De la misma forma, soluciona también un problema de alojamiento, ya que, dependiendo del lugar, se pude dormir dentro del propio coche, sin necesidad de montar tienda de campaña o pagar un alojamiento.

Lo negativo es que tienes un tiempo límite para entregar y te penalizan si lo superas (en general va más que de sobra), que tienes que pagar la gasolina (si viajan varios no es un problema, pero uno solo puede ser algo caro) y, según como seas de atrevido, tienes que pagar también un seguro, ya que no está cubierto (y si sucede cualquier cosa, por mínima que sea, la tienes que pagar tú).

Algunas webs/empresas donde se pueden encontrar vehículos de relocation en Nueva Zelanda son: transfercar, jucy, imoova, apollocamper, quality rental o apex. En esta página puedes ver varias de ellas.

Alquiler de coche: voy a hablar de ello en el siguiente punto, pero es importante estar atento a las compañías de alquiler de coche porque suelen sacar ofertas interesantes que duran poco tiempo

e) Autocaravana:

Esta estaría también ligada al siguiente apartado,  alojamiento. La autocaravana es, quizá la mejor opción para viajar barato por Nueva Zelanda: tienes transporte y alojamiento todo en uno.

Hay dos formas de adquirir autocaravana en Nueva Zelanda: alquilando a alguna de las empresas locales o, directamente, comprando una (o comprar un vehículo y añadirle cama).

Alquilar la caravana no es especialmente barato… pero según cuanta gente viaje y el tipo de vehículo puede ser una opción muy interesante.
Comprarla ya implica un poco más de “riesgo”, porque habría que venderla después. Lo bueno es que habría una pérdida mínima o incluso inexistente, dependiendo de lo bueno que se sea al venderla.

Algo que mucha gente hace, sobre todo los que van un tiempo largo, es comprar un vehículo y adaptarlo construyendo todas las partes necesarias para la cama, cocina… Mis amigos de Sin parar de viajar explican aquí cómo lo hicieron ellos.

NOTA IMPORTANTE: en Nueva Zelanda hay muchos espacios para pernoctar gratis con coche propio pero la mayoría son para los llamados vehículos self-contained, es decir, los que tienen baño propio en el vehículo. El resto tienen también opciones pero muchas menos, obligando a usar un camping de pago o jugársela y pernoctar en un lugar a riesgo de que sean multados.

Alojamiento:

a) Redes de intercambio entre viajeros: 

Couchsurfing, hospitalityclub, bewelcome, warmshowers (para cicilstas)…De todas ellas, la que uso es couchsurfing. Para el que no lo conozca, Couchsurfing es una red social de viajeros que abre sus casas a otros viajeros. Para mi es una de las mejores formas de conocer el lugar desde los ojos de la gente que lo habita. Aunque el objetivo de estas redes es el intercambio entre viajeros, uno de los puntos extras es que no hay intercambio monetario (aunque yo siempre invito a comidas o cenas o con algún detalle de mi país).

b) Redes de intercambio por trabajo:

Nueva Zelanda es un país que ofrece muchas posibilidades para el intercambio de alojamiento por servicio realizado. Se puede encontrar el woofing (a través de la pagina WWOOF), que es trabajar por alojamiento en granjas locales; y otras web donde se puede encontrar trabajo en centros de hospedaje tipo hostels, como son work away o helpx. Una alternativa intermedia entre este punto y el anterior es housesitting, que es cuidar de  la casa de un local durante un tiempo. 

c) Campings en Nueva Zelanda

Camping Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda el camping es de las formas más comunes de alojamiento. Bien en tienda de campaña, bien en vehículo (self o non self-contained), tanto locales como extranjeros hacen uso de este tipo de hospedaje bastante barato en general.

Los precios varían dependiendo del tipo de camping. Están los gestionados por el DOC, el Dapartamento de Conservación, que son los más baratos (entre 7 y 12 NZD por tienda de campaña), y los privados, que ya pueden ascender más de precio (entre 15 y 18 NZD). Algunos como los Kiwi holiday parks tienen la llamada Kiwi discount membership card, con descuentos para sus camping y para otros servicios como el ferry entre islas.

APPS para campings en Nueva Zelanda

Para poder encontrar los campings hay tres APPS muy útiles: Camper mates, Camping NZ y Wikicamps. Yo usé Camping NZ, con mapas offline, y me gustó la experiencia, aunque daba algunos errores a veces. Las otras dos me consta, por amigos, que también son muy recomendables. 

d) Hostels:

El siguiente paso en lugares baratos para alojarse son los hostels. Sus precios varían entre 20 y 30 NZD por noche, dependiendo del lugar. Algunos, como los de International Hostelling tienen la opción de sacar una tarjeta para poder conseguir descuentos.

e) Hacer amistad con los kiwis:

Woofing Nueva Zelanda

Este es un consejo que vale también para el tema transporte (y para cualquier otra cosa). Los kiwis (naturales de Nueva Zelanda) son gente MUY, MUY SIMPÁTICA. Especialmente los maorís. Estos tienen un concepto en su lengua, llamado manaakitanga, que significa “hospitalidad, generosidad, apoyo”. Si eres capaz de romper las barreras y la timidez y te abres a ellos, puedes conseguir que se abran unas puertas que ya no se cerrarán y que permitirán abrirse otras muchas (las familias maorís son muy extensas).

Yo sentí esa manaakitanga y… gracias a ella, en tres meses de viaje, me alojé casi la mitad en casa de locales.

Compras:

a) Comida

Lo ideal para viajar barato o gratis por Nueva Zelanda es tener tu propia cocina (en hostels, autocaravana…), lo cual hace que el tema de la comida salga mucho más rentable. La comida en Nueva Zelanda (no especialmente llamativa, salvo el hangi maorí) es cara en proporción a otros países, tanto en establecimientos como en supermercados, especialmente algunas frutas y verduras. Pero tranquilos, hay lugares que pueden hacer que el gasto no sea tan elevado.

Supermercado Nueva Zelanda

Lo más fácil, como en otros lugares, son los supermercados: Pak´n save, Countdown o New World, siendo ese el orden de más a menos barato.
En cuanto a los establecimientos de comida, lo más barato son los sandwiches, los “pies” (pasteles rellenos de carne, vegetales…), las pizzas o los fish and chips. De esta forma se puede comer por unos 7-8 NZD (pero claro, no es lo más sano).

b) Tarjetas móviles y conexión a internet

Comprar una tarjeta local telefónica puede ahorrar mucho dinero en momentos en los que surja una duda (para contactar con un alojamiento o con amigos que se hayan encontrado por el camino). Pero yendo más allá, contar con conexión a internet puede suponer, hoy día, un ahorro enorme en tiempo y dinero.

En Nueva Zelanda hay dos opciones: Vodafone y Spark. Yo elegí la segunda. Las ofertas son más o menos similares en ambas compañías en cuanto al precio,  tiempo contratado y número de datos (nada más llegar al aeropuerto se pueden ver, van variando cada X tiempo)  pero Spark tiene algo que supera a Vodafone: las cabinas Wifi. Repartidas por toda Nueva Zelanda, estas cabinas son surtidores wifi que dan hasta 1 GB de conexión al día, lo cual es genial para trabajar online con un ordenador o con el propio móvil. 

Actividades

En cuanto a actividades, Nueva Zelanda puede ser todo lo caro que uno quiera.  La mayoría de parques nacionales son gratuitos, por lo que ahí ahorraríamos, pero  otras  actividades como el Queen Charlotte track o la visita a algunos parques de Rotorua, Hobitton etc sí implican un gasto para acceder a ellos.

Para algunas existen vales descuento que se encuentran en los hostels y que permiten un pequeño porcentaje de ahorro en la actividad. Otras veces, los propios lugares de alojamiento ofrecen packs para hacer una actividad más barata.

Queen Charlotte Track

En cuanto a los museos, hay algunos que son gratuitos, especialmente en Auckland o Wellington (como es el Te Papa, centrado en la historia y cultura de Nueva Zelanda). Otros son de pago, pero es importante echar un vistazo a los días gratuitos de cada museo (en Nueva Zelanda hay un amplio calendario de días gratuitos).

Estos son algunos de los trucos para viajar barato o gratis por Nueva Zelanda que fui probando en mi viaje. Algunos (que no he incluído) no fueron tan efectivos, pero el resto hicieron que me gastase mucho menos dinero en mis tres meses de viaje por el país.  No obstante, si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme en comentarios. 

¿Estás pensando en viajar a Nueva Zelanda?

Para viajar al extranjero es más que recomendable sacar un seguro de viaje, y más en  países caros como este. Por si te animas a hacerlo, a través de mi web puedes conseguir un descuento en cualquier seguro de IATI, solo tienes que acceder pinchando aquí.

banner_foto_766-x-73

You may also like...

13 Responses

  1. Francisco dice:

    “Estos son algunos de los trucos para viajar barato o gratis por N. Z.”, dices. Joder tío, buen trabajo, no creo que haya más.
    Bueno, sí, echarte una novia o un novio rico que te pague a cambio de amor….jeje. Que buena idea.

  2. Qué buenos consejos. Así te pudiste comprar la cámara nueva, ahora entiendo todo jeje. Me servirán de mucha ayuda para cuando vaya, porque iré. Gracias brol

  3. ¡Me gustan mucho tus consejos! Así se puede disfrutar de una país a priori “caro” como NZ. La parte de los locales me parece fantástica, no solo te alojas con ellos sino que además ves el país con sus ojos. Una inmersión total. ¡Bravo!

    • DaniKeral dice:

      ¡Hola Lore! Jeje, sí, así si se puede plantear uno ir a la otra punta del mundo, jeje. Lo de los lugareños ya es mención a parte. El ahorrarte es una de las cosas más nimias que ganas 😉 Abrazote!!!

  4. He estado apunto de ir este verano a NZ y Australia pero por problemas de tiempo al final no podré 🙁 Aún así me guardo estos consejos para cuando vaya. Un saludo!!

    • DaniKeral dice:

      ¡Muy buenas!
      Bueno, ambos estarán ahí esperándote a que puedas visitarlas. Lo importante es que le dediques un buen tramo de tiempo para que te merezca la pena tanto desplazamiento.
      ¡Un saludo!

  5. ¡¡Qué post más completo Dani, está genial para organizar el viaje a NZ!!Volvería a atreverme a hacer autostop, visto que la gente es tan maja 🙂

  6. Dani, gracias por este post tan completo. Ojalá nos sirva cuando por fin lleguemos a la tierra de los kiwis. Estamos bastante atrapados en Asia donde ibamos a estar unos 8 – 10 meses y ya llevamos más de un año y medio… 😀 Pero bueno, allá iremos, seguro a NZ y tal vez a Australia (de camino).

    Una pregunta que te quiero hacer. Cómo es el tema de acampar? Se puede acampar por todas partes? Es legal? O más bien hay que buscar sitios alejados y recoger todo pronto?

    Otra caso, tenemos un poco de alergia a lo de viajar gratis. Somos de la opinión que no existe tal cosa. Claro está, hay muchas formas de ahorarr y las aplicamos casi todas. Pero por norma general si no pagas tu, pagarán los demás. Por ejemplo si los locales te invitan a comer. Obviamente en pais como NZ no es un problema porque el nivel de vida es bastante alto. Pero en otros paises la situación ya no es tan transparente. La verdad que en algunos paises menos desarrollados a veces nos escondiamos de la gente, sobre todo cuando ibamos con bicis. Su hospitalidad les impone mucho, entre otras cosas, invitarnos a comer y sabemos que es un sacrificio muy grande para el presupuesto de la familia. Es sólo una reflexión.

    Un saludo desde Tailandia!

    • DaniKeral dice:

      Hola chicos, perdonad la tardanza, pospuse vuestra respuesta y se me pasó por completo.

      El tema acampada en NZ es un poco coñazo porque solo se permite en campings… Se puede intentar acampar en lugares alejados de carretera y perdidos en mitad de la nada, eso sí (como hago en España a veces), pero legal no es, desde luego. El problema es que en ciertos lugares la vigilancia es intensa (porque son zonas más turísticas).

      Sobre el tema viajar gratis, estoy de acuerdo… en parte. La gratuidad se asocia siempre a la parte monetaria (así lo oriento en mi post) pero realmente siempre hay un intercambio. En el caso de ser invitado a comer (sea en Asia, Nueva Zelanda o donde sea) siempre tengo en cuenta una cosa: no me fijo en la parte material, sino en la social, humana. Esa persona está abriendo su lugar a una persona y esa persona va a aportarle algo, y ese algo siempre es en la esfera social. Ahí es donde yo me esfuerzo más en dar todo lo que puedo de mi (de las cosas que sé por mi cultura, mis tradiciones o mi forma de ser) y yo le intento aportar todo lo que él me está (indirectamente) sugiriendo que le atrae de mi. Y eso lo considero el mayor regalo que me pueden hacer, que se interesen por mi.
      Esto lo digo por una razón: si esa persona decide abrirse es porque realmente lo desea. Nunca he visto a nadie que me abra su casa con desgana o que lo haga por obligación, siempre ha sido con una alegría y unas ganas sinceras que sobrepasan todo elemento material. Eso me hace pensar (me hizo pensar, por ejemplo cuando me pasó en India) en que desde occidente acudimos con un chip en el que damos más importancia a la parte material, incluso en gestos como esos, de apertura. Esas personas, aunque desde nuestro prisma occidental materialista analicemos “jo, si no tienen nada, y lo están compartiendo conmigo o incluso me lo están dando todo” esas personas tienen otro motivo por el que lo están haciendo que está por encima de ese elemento material… no sé si me explico. Somos nosotros los que estamos con el factor material en la cabeza, cuando ellos ni se lo plantean.

      En Nueva Zelanda está el término manaakitanga, que define la apertura, la ayuda, la hospitalidad hacia un viajero (maorí o no maorí). Eso está por encima de los elementos materiales, no lo incluyen en la ecuación (aunque NZ sea un país desarrollado, si no lo fuese, pasaría igual). Esto es porque en su cultura ese gesto surge con naturalidad sin pensar en la parte material.

      Entiendo lo que decís de países subdesarrollados y ese sentimiento de “culpabilidad” que tenéis. Yo también lo he sentido. Pero creo que estáis cometiendo un pequeño error con lo de esconderos. Lo estamos viendo desde nuestro prisma y no desde el prisma de ellos. La pobreza económica es pobreza económica en cualquier lugar… pero lo que cambian son los principios morales, las creencias, las motivaciones sociales. Para ciertas culturas, tener esa oportunidad de compartir puede ser uno de los momentos más felices, independientemente del factor económico. Solo pensad: si lo es para nosotros, con nuestro chip mental materialista hablando con la vocecilla “pero si no tienen nada, qué mal me siento!!”… ¡cómo no lo va a ser para ellos! No les incluímos en la ecuación que, de hecho, son ellos los que la comienzan a formular. Los que no quieren abrir su casa, no lo van a hacer y los que quieren no lo hacen porque se sientan obligados a ello y a mala gana.
      Yo no me escondo cuando aparecen situaciones así, las acepto en general, y cuando no quiero (porque esa vocecilla habla más alto) no salgo corriendo o me oculto, simplemente se lo comunico con mucho amor: muchas gracias, pero solo voy a quedarme contigo aquí conversando y compartiendo. Una mirada o una palabra (si la entienden) dicha así vale más que esconderse. Creedme.

  1. junio 1, 2017
  2. julio 11, 2017

    […] del viaje siempre hace que muchos pospongan el momento de ir hasta allí  (aunque ya demostré en esta entrada que se puede viajar barato por el país oceánico). Hoy voy a centrarme en su naturaleza  y te […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *