Qué hacer en RAROTONGA, la entrada a ISLAS COOK

[Qué hacer en Rarotonga]

Rarotonga es la puerta de entrada al paraíso. Como ya mencionaba en este otro artículo sobre Islas Cook, es uno de los territorios de Polinesia más asequibles a los que se puede viajar.
Esta isla de origen volcánico  apenas alcanza los 67 km2 de diámetro y, vista desde el avión, da la impresión de ser la  isla de la serie Perdidos (que en realidad se grabó en Oahu, en Hawai) debido a su abrupto relieve  formado por varias montañas de entre 500 y 700 metros de altitud.

Para los que os preguntéis dónde está Rarotonga (y por consiguiente, Islas Cook) la respuesta más sencilla sería: en mitad de la nada. Pero os pondré un mapa para facilitarlo:

En Rarotonga se encuentra el aeropuerto internacional de Islas Cook y la capital del país, Avarua. Gran parte de la población del archipiélago vive en esta isla, ya que las otras 15 que lo conforman son atolones o islas con poco espacio de tierra emergida tales como Atiu o Aitutaki.
Aun así, pese a la poca superficie, hay muchas cosas que hacer en Rarotonga: culturales, de relax y de aventura.

Qué hacer en Rarotonga.

Actividades en Rarotonga

Snorkelling:

Una de las actividades estrella de la isla. Gracias al arrecife que bordea la isla casi en su totalidad, se forma una laguna oceánica con aguas transparentes y de color azul celeste que permite ver con total claridad todas las especies de peces y corales del fondo marino. La única zona donde no existe laguna es al norte de la isla.

Senderismo:

qué hacer en Rarotonga

Una de las actividades estrellas que hay que hacer en Rarotonga. El carácter volcánico de la isla hace que esté plagada de pequeñas montañas cubiertas de frondosa jungla. Existen varias rutas de trekking entre las cuales, la más conocida es la cross island trail. Se puede hacer por libre pero aconsejo hacerlo con guía ya que así aprendes más sobre la flora y fauna del lugar, un auténtico tesoro de la naturaleza. Yo lo hice con Pa´s mountain trek (Pa es uno de los guías, atentos porque es un auténtico personaje).

Recorrer la isla en scooter y disfrutar de los mejores lugares de baño de la laguna.

playa en Rarotonga

La mejor forma de moverse por la isla es con scooter o bicicleta. En moto se tarde en torno a 45 minutos en dar una vuelta completa a toda la isla (existe solo una carretera circular). De esta forma se pueden alcanzar diversos puntos  especialmente atractivos para bañarse. Estos se encuentran principalmente en la zona sur, en la que la laguna oceánica es más amplia o en la zona norte cerca de la localidad de Matavera.

Sea scooter:

sea scooter Rarotonga

Una de las actividades más extrañas que hacer en Rarotonga. El sea scooter consiste en pilotar unos propulsores que parece sacados de la Guerra de las Galaxias para poder moverte a más velocidad debajo del agua. Una experiencia única.

Visitar a artesanos polinesios:

En Rarotonga (y en general en polinesia) hay diferentes tipos de artesanía, tales como la elaboración de collares y abalorios con conchas marinas, guirnaldas de flores secas, el tivaevae que consiste en la creación de telas cosidas a mano con diseños de flores tropicales que se superponen sobre colchas y fundas de almohada, el tallado de madera y madreperla y los tatuajes, también tradicionales en la cultura maorí. Esta es sin duda una de las actividades más interesantes a nivel cultura que hacer en Rarotonga.

SUP (Stand Up Padelboarding):

Esta actividad consiste en desplazarse sobre el agua con la ayuda de un remo y una tabla de surf mientras se sostiene la postura de pie o de rodillas. Se trata de una actividad más relajante que dinámica y que aprovecha el hecho de poder estar de pie sobre el agua.

Conocer la cultura polinesia en Te vara nui:

Te vara nui Rarotonga

El pueblo maorí de Nueva Zelanda es descendiente de los polinesios de Islas Cook. De allí partieron las “vakas” o canoas que llegaron a esa nueva tierra en torno al año 1200 dC. Fueron los primeros colonizadores del país de los kiwis. Si habéis visto la película de Disney Moana (Vaiana en Europa), encontraréis una versión animada y más light de esa misma historia historia. 

Todo esto y más cosas sobre el pueblo polinesio de Islas Cook lo puedes aprender en Te vara nui,  un pueblo-atracción temática localizado en el norte de Rarotonga. En él se realiza un recorrido cultural en el que varios guías explican diferentes aspectos de la cultura de Islas Cook tales como su religión, su danza, su pesca… Este recorrido se puede combinar con la cena buffet y el show musical y de danza nocturnos que narra un historia polinesia. El buffet es absolutamente delicioso, con todos los productos y platos típicos del lugar. Una forma perfecta de conocer en poco tiempo la cultura del lugar.

Comer el umu, la cocina tradicional de Islas Cook

El umu es la cocina tradicional bajo tierra de los pobladores polinisios de Islas Cook. Siguiendo el mismo procedimiento que el hangi neozelandés, consiste en enterrar bajo tierra la comida con piedras ardientes calentadas a fuego durante varias horas. De esta forma la comida se va cociendo y al cabo de otras tres horas está ya cocinada. Los productos son carne (pollo y cerdo principalmente) y verduras y frutas tradicionales del lugar. Un lugar para poder comer este tipo de comida es por ejemplo Atiu Tumunu, entre Avarua y Matavera.

Salir de bares

Pese a lo pequeño de la isla hay unos cuantos bares en los que poder disfrutar de una cerveza (tienen varias autóctonas) y música en directo. Allí descubrí a un grupo de blues-jazz-soul-reggae-música tradicional  polinesia llamado Trigger fish,  unos artistazos. Aquí os dejo una grabación de un programa de radio. 

Excursión de un día a Aitutaki.

Una de las actividades que se pueden hacer desde Rarotonga es la excursión de un día al atolón de Aitutaki, uno de los lugares más espectaculares que he visto en mi vida viajera.

Mercados:

Punanga nui market Rarotonga

Hay algunos  mercados interesantes en la isla, como es el caso de Punanga Nui Market, los sábados por la mañana, con puestos de comida, artesanía y actuaciones musicales y de danza.

También está el Muri Night market, solo de comida, que se puede disfrutar los miércoles, viernes y domingos. 

Cómo llegar a Rarotonga:

Existen vuelos directos desde Nueva Zelanda, Australia y Estados Unidos, siendo los de Nueva Zelanda (Auckland) los más baratos (entre 200 y 250 ida y vuelta fuera de temporada alta, en torno a 300 en temporada alta)

Cuánto cuesta viajar a Rarotonga:

El precio de los alojamientos en Rarotonga oscila entre los 30 NZD y los 250 NDP /persona/noche, dependiendo de lo que vayas buscando. Uno de los lugares más recomendables en relación calidad precio es el KiiKii inn and suites, con cabinas, habitaciones y bungalows (estos últimos a veces de oferta, depende de la suerte que tengas al buscar).

kiikii

 

La comida en la isla es más cara que en otros lugares, sobre todo las verduras y frutas (estas últimas si las compras en el supermercado, porque la isla está repleta de árboles frutales, y puedes coger cocos, mangos, papayas… de aquellos que no tengan dueño).

Cómo moverse en Rarotonta:

Como he mencionado, para moverse por Rarotonga lo mejor es hacerlo en scooter  bici (hay varios locales de alquiler). Hay un servicio de autobús (uno en cada dirección) que recorre la isla en una hora. Otra opción (una de las que yo utilicé) fue el autostop. Los isleños son muy abiertos y te recogen con mucha facilidad. 

Cuándo viajar a Rarotonga:

La mejor época para ir a Rarotonga es de abril-mayo hasta octubre, que es la estación seca. El otro tramo del año es más lluvioso (pero con precipitaciones más a última hora del día y en forma de tormenta tropical). La temperatura se mantiene constante durante todo el año, en torno a unos 25-30º.

 

Como habéis visto, hay multitud de cosas que hacer en Rarotonga, aunque ya solo el hecho de relajarse en una de sus playas con el inmenso Pacífico frente a tus ojos ya es una de las mejores actividades del lugar. Para más información podéis acudir a la página de turismo de Islac Cook.

 

Por cierto, ¿estás pensando viajar a Islas Cook y sacarte un seguro de viaje? Pues que sepas que tienes un…

banner_foto_766-x-73

 

 

You may also like...

8 Responses

  1. Mira qué es hasta raro el nombre “rarotonga”, jejeje. Tiene muy buena pinta. Hace unos años escuché el nombre de Polinesia y estuve mirando ese raro y lejano lugar. Tiene que molar mucho!!!

    • DaniKeral dice:

      Jeje, Erik, cuando puedas acercarte a este lugar sentirás lo mismo que yo noté: estar en un lugar único en mitad de la nada. Es bestial

  2. unmundopara3 dice:

    Rarotonga la verdad es que a priori no es un nombre que llame mucho, pero jolines que chulo está el sitio. Que ganas de Polinesia!!!!

    • DaniKeral dice:

      Jeje, de primeras hace que te plantees… ¿qué leches es eso? Pero cuando lo ves en un mapa dices: ¡¡quiero estar ahí!! Un abrazote Montse!

  3. Rarotonga me suena a atracción de parque temático jajaja. Me apuntaría a cualquiera de los planes… Qué lugar tan exótico, los mercados, esas playas…Lo que te decía el otro día, ¡¡eres un gran embajador de NV!!
    Por cierto qué bien suenan Trigger Fish 🙂

  4. Natasha dice:

    Hola Me encanto el articulo
    sin duda no hay mejor lugar para pasar unas vacaciones inolvidables ya sea en familia o con amigos
    y como dices es una puerta de entrada al paraíso , sin duda entrarse a esas montañas con aspecto jungla
    y las frutas la comida, guardare el blog, gracias por compartir tu experiencia.

    • DaniKeral dice:

      Hola Natasha, muchas gracias por comentar. Rarotonga y, por extensión, Islas Cook, son indescriptibles. El lugar que ves en películas y piensas si será real. Y sí, lo es.

      ¡Un saludo!

  1. junio 9, 2017

    […] días en Rarotonga ya fueron suficientes para comprobar que, en efecto, Islas Cook era un lugar muy especial. Su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *