TAHITI, BORA BORA y demás islas de la Sociedad

Partamos de una base: el concepto «Tahiti, Bora Bora e islas de la Sociedad» es algo tan deseado como desconocido para el público hispano parlante. Se suele cometer el error identificar a la isla de Tahiti con toda la Polinesia Francesa, el inmenso territorio de más de 100 islas y superficie superior a media Europa al que esta pertenece.

En este artículo voy a centrarme en todo lo que ver en la isla de Tahiti y algunas de las islas principales de su archipiélago, las islas de la Sociedad, al que también pertenece Bora Bora (y la pequeña joya, Maupiti).

Tahiti Bora Bora Maupiti islas de la Sociedad
Maupiti, la Bora Bora sin tesorts.

Tahiti, Bora Bora y demás islas de la Sociedad

Las islas de la Sociedad: Tahiti, Bora Bora y 8 islas más

Cuando alguien fantasea las islas del Pacífico, lo suele hacer con una imagen de una isla montañosa rodeada por un anillo y una laguna azul celeste. O sea, esto:

Tahiti Bora Bora

Esa es la definición de la mayoría de las islas que forman el archipiélago de la Sociedad: islas volcánicas, montañosas, rodeadas por un anillo de arrecife de coral que delimita una laguna oceánica de color azul.

Las islas de la Sociedad es el principal archipiélago de Polinesia Francesa (para el que quiera saber más sobre el inmenso conjunto de islas, en este artículo sobre Polinesia Francesa explico qué islas visitar). En este archipiélago es donde se encuentra la capital, Papeete, situada la isla de Tahiti, y la archiconocida Bora Bora.

Las islas de la Sociedad se dividen, a su vez, en dos zonas:

  • Islas de Barlovento: Tahiti, Moorea, Maiao, Mehetia y Tetiaroa, el único atolón de todo el archipiélago.
  • Islas de Sotavento: Raiatea, Huahine, Tahaa, Bora Bora, Maupiti.

En el siguiente mapa podéis ver todo el conjunto de Polinesia Francesa. En rojo están marcadas las islas de la Sociedad.

Como decía al principio, cuando soñamos con un viaje a Tahiti y Bora Bora, lo hacemos con paisajes de palmeras, playas de arena blanca y agua azul. Pero como vamos a ver en este artículo, estas islas también esconden un interior montañoso que merece la pena explorar.

Durante mi viaje de 40 días por Polinesia Francesa visité 5 islas de este archipiélago. En este artículo voy a contar qué se puede hacer en cada una para aquellos que quieran visitarlo durante su viaje a los Mares del Sur.

Tahiti

Tahiti Bora Bora

Tahiti es la isla más grande de Polinesia Francesa y donde se encuentra Papeete, la capital de todo el conjunto.

Papeete, como ciudad, no es especialmente atractiva, por lo que lo recomendable es centrarse en otros puntos de Tahiti. Sin embargo, un par de actividades interesantes que después comentaré.

Por regla general, la gente que acude a Polinesia Francesa pasa poco tiempo en Tahiti, centrándose en otras islas de la Sociedad o de otros archipiélagos. Esto, desde mi punto de vista, es un error, porque si bien los las playas de la isla no son las mejores, tiene lugares de muchísimo interés turístico.

¿Cómo moverse por Tahiti?

Tahiti es bastante grande y, para recorrerla, lo ideal es el alquiler de coche (también se puede hacer a través de excursiones, pero resultaría más caro y no cundiría tanto). Otra opción es hacer tramos en autostop, algo que allí funciona bastante bien.

En la isla hay una sola carretera, de trazado circular, la cual rodea todo el contorno de la isla (son como 60 kilómetros).

Tahiti: qué ver

Tahiti Bora Bora Polinesia Francesa

Los puntos más atractivos que ver en Tahiti son:

1. La ruta a través del valle de Papenoo de norte a sur de la isla. En el corazón de la isla se encuntra el marae Fare Hape, uno de los restos arqueológicos más importantes de la cultura polinesia.

2. La playa de Tautira, al noreste, uno de los mejores puntos panorámicos que tiene Tahiti desde la costa.

3. La zona de Tehaupo´o, al sureste, donde se produce la conocida como ola de Teahupo´o, una de las más populares en el mundo del surf.

4. El mirador del parque de Tahara, al norte.

5. Los trekkins por los distintos valles de la isla.

6. Museo de Tahiti y sus islas, al oeste, donde se pueden conocer aspectos arqueológicos y antropológicos de las islas.

7. Marae Arahurahu, al oeste, el espacio religioso ancestral más grande la la isla.

8. Cenar en la zona de las roulotte, que están en la zona del puerto.

9. Hacer una ruta por los murales de arte callejero de Papeete.

El tiempo necesario para visitar Tahiti sería de unos 3 días (2 también podría ser, aunque iría algo justo).

Moorea

Morea Polinesia Francesa

Moorea es una pequeña isla vecina de Tahiti y una de las más famosas del archipiélago de la Sociedad.

Para llegar a Moorea, la forma más sencilla es cruzando en ferry desde Tahiti, aunque también se puede llegar en avión desde otra isla (los vuelos por toda Polinesia Francesa se realizan a través de la compañía local Air Tahiti).

¿Cómo moverse por Moorea?

Al igual que Tahiti, la mejor forma de recorrerla es en coche (lo ideal es alquilarlo en Tahiti y pasar con el ferry, ya que los alquileres en Moorea son más caros). Solo hay una carretera principal que rodea la isla, la cual se puede recorrer (sin paradas) en una hora y 15 minutos.

Moorea es famosa por el avistamiento de ballenas y la práctica de snorkelling (respetuosa, a la distancia estipulada de, mínimo, 30 metros). Tiene algunas zonas de playa de arena blanca bañadas por su laguna y el interior de la isla es montañoso, si bien no tan elevado como Tahiti.

¿Qué ver en Moorea?

Entre los puntos imprescindibles de la isla están:

1. El mirador de Toatea, desde el que se puede ver la isla de Tahiti, y la playa de Temae, al este de la isla.

2. Las bahías de Cook y Ōpūnohu, al norte, con algunos de los paisajes más espectaculares de la isla.

3. El marae Ti’i-rua y el mirador del Belvedere, en el centro de la isla, el mejor mirador panorámico de toda Moorea, desde el cual se puede ver el legendario monte Rotui.

4. Los puntos de snorkel diseminados por toda la isla, donde se pueden ver rayas manta.

Buceo en Polinesia Francesa

Aunque Moorea es más pequeña que Tahiti, debido a que es un lugar fantástico para combinar actividades acuáticas y de interior, los días recomendados para visitarla serían unos 2 ó 3 (uno puede ser muy poco, sobre todo si se quiere hacer avistamiento de ballenas).

Bora Bora

Tahiti Bora Bora buceo

Bora Bora es una de las islas más famosas del mundo. Está formada por una isla central montañosa y un anillo de arrecife formado por islotes con palmeras, lo cual la convierte en una de las islas más bonitas de Polinesia Francesa.

Sin embargo y, pese a su belleza, no visité Bora Bora por dos razones:

  • Su masificación (recibe un 85% del turismo de toda Polinesia Francesa).
  • Elegí ir a Maupiti, le hermana pequeña de Bora Bora que no ha permitido la entrada de resorts (depués hablaré de ella).

Bora Bora es, sin duda, un lugar espectacular y no es mi objetivo evitar que se viaje a ella. Mi objetivo sí que es, en cambio, que el viajero se replantee un poco su viaje a Polinesia, ya que hay otras islas (como por ejemplo la mencionada Maupiti) que tienen una belleza inmensa y no son lugares tan masificados (y, por tanto, maltratados por el turismo).

Qué ver en Bora Bora

Aún así, y pese a que recomiendo replantearse Bora Bora como destino turístico, esta isla destaca por varios motivos:

1. Sus motus plagados de palmeras.

2. Su laguna oceánica con múltiples puntos de buceo/snorkelling (para ver rayas manta, entre otras especies).

3. Sus dos montes: Pahia y Otemanu, que se pueden alcanzar en una excursión con guía (el pico del Otemanu no se puede alcanzar).

4. Los restos de armamento que quedaron tras la Segunda Guerra mundial.

Maupiti (la hermana de Bora Bora que no admite resorts)

Maupiti Polinesia Francesa

Por orden de alusiones, la siguiente isla de la que voy a hablar es la más alejada del archipiélago de la Sociedad.

Maupiti es una Bora Bora en pequeño y en formato sostenible. Esto es, sobre todo, porque ningún resort ha puesto sus pilares sobre la isla (los habitantes se opusieron a ello hace unos años mediante votación popular).

La isla de Maupiti es una de las más bellas y desconocidas de Polinesia Francesa y permanece eclipsada por la sombra de Bora Bora. Se dice que es la hermana pequeña de esta por su parecido geográfico: una isla central montañosa (de 300 metros) rodeada por un anillo de islotes coralinos cubiertos de palmeras.

La forma de llegar a Maupiti es, hoy por hoy, solo a través de avión (antes había un barco que la conectaba con Bora Bora).

¿Cómo recorrer Maupiti?

Esta isla es una auténtica gozada, ya que se puede recorrer en bici o incluso caminando (son como 2 horas y media – 3 horas de caminata)

¿Qué ver en Maupiti?

Pese a su tamaño, Maupiti tiene una buena cantidad de atractivos:

1. La subida al monte Teurafaatiu, desde donde se divisa una de las panorámicas más espectaculares de Polinesia.

2. La playa de Terei’a, al oeste de la isla central, una maravilla de arena blanca-rosada bañada por la laguna oceánica.

3. A mi gusto, lo mejor de Maupiti: el paso a través del agua hacia el motu Auira que se hace caminando desde la playa de Terei’a. (El agua suele cubrir hasta no más de la cintura, pero conviene preguntar en el snack Chez Mimi por el estado de la corriente).

Maupiti Islas de la Sociedad

4. Los puntos de snorkelling y buceo que se reparten por la laguna oceánica (se pueden observar rayas manta, entre otros seres marinos).

5. Acudir un domingo a la colorida y alegro misa de la iglesia protestante.

Misa protestante Maupiti

6. Disfrutar del contacto con los habitantes. Esto no es un «qué ver» en sí mismo, pero es uno de los principales atractivos de la isla. Esto se puede hacer fácilmente gracias a que la única forma de alojamiento que hay en la isla son las pensiones familiares, habitaciones en las casas de los propios habitantes.

Debido a que llegar a Maupiti es algo limitado (tiene menos vuelos que el resto de islas) y a que es una auténtica joya de la Polinesia, merece la pena dedicarle, al menos, 3 días completos.

Raiatea

Raiatea Polinesia Francesa

Raiatea es la isla principal de las islas de Sotavento, en el archipiélago de la Sociedad. Al igual que Tahiti, se trata de una isla donde el principal atractivo no son sus playas (aunque hay puntos interesantes para el baño).

Se encuentra inmersa dentro de la misma laguna oceánica que la pequeña isla de Tahaa. Su interior también es montañoso y en el monte Temehani crece una planta cuya flor es única en el mundo, la tiaré ‘apetahi.

¿Cómo moverse por Raiatea?

Debido a su tamaño, la forma más recomendable para moverse por Raiatea es en vehículo (preferentemente coche, aunque en bici también se puede recorrer parte de la isla en un solo día).

La forma más habitual de llegar a Raiatea es en avión desde otra de las islas de la Sociedad.

¿Qué ver en Raiatea?

Los puntos imprescindibles de Raiatea son:

1. El marae Taputapuatea, considerado el lugar más importante de la cultura ancestral polinesia. Se encuentra situado en el centro del triángulo polinesio (Hawai, Rapa Nui y Nueva Zelanda).

2. Todo el contorno sur de la isla, menos poblado y con las mejores vistas de toda la isla.

Días necesarios para visitarla: 2 ó 3 (se suele visitar Tahaa en excursión de un día, bien pasando en ferry, bien en excursión guiada).

Tahaa

Tahaa Polinesia Francesa

La pequeña isla de Tahaa es la compañera de laguna oceánica de Raiatea. Es especialmente famosa por sus fábricas de perlas y sus cultivos de vainilla. Para acceder a ella se utiliza el ferry que unen ambas islas, aunque también es frecuente realizar una excursión de un día desde Raiatea.

¿Qué ver en Tahaa?

Lo más destacado de Tahaa son:

1. Los motus o islotes que rodean la isla por su zona norte. En uno de ellos hay un jardín de coral que se suele visitar haciendo snorkel (aunque está bastante deteriorado por las malas praxis turísticas).

2. Sus fábricas de perlas, donde se puede aprender el proceso de creación y extracción de las perlas.

3. Sus granjas de cultivo de vainilla.

Días necesarios para visitarla: 1 ó 2

Huahine

Huahine es, de las islas principales del archipiélago de la Sociedad, una de las islas menos conocidas (Tahiti, Bora Bora, Moorea, Raiatea y, algo menos, Maupiti, se llevan la mayoría de atención).

Está formada por dos islas casi pegadas imbuidas en la misma laguna oceánica y la forma más fácil de llegar a ella es por vía aérea.

¿Qué ver en Huahine?

Lo más destacado de Huahine son, sin duda, sus playas, que cumplen a la perfección el objetivo de «arena blanca, palmeras y agua azul cristalina». Un ejemplo de ello es la playa de Avea, al sur de la isla.

No visité la isla pero durante mi viaje escuché en varias ocasiones que era una de las más bonitas del archipiélago.

Hoteles en Tahiti y otros alojamientos en islas de la Sociedad

Hotel en Tahiti

Polinesia Francesa siempre acude a la mente por esos resorts de cabañas de madera construidos sobre el agua. Pues bien, he de decir que ese tipo de alojamiento, aparte de ser irreales (nunca hubo ese tipo de viviendas en las islas) son carísimos y no especialmente sostenibles.

Los alojamientos más habituales (y recomendables) en Polinesia Francesa son las pensiones de huéspedes. Estas son casas particulares donde se facilitan habitaciones y espacios comunes para los visitantes. Aparte de ser mucho más económicas que los resorts, promueven que los ingresos del turismo acaben en los propios habitantes de las islas y no en grandes empresas hoteleras. También son una firma de conocer mejor la cultura local.

Otra opción son los apartamentos de alquiler íntegro. Esa fue la forma de alojamiento que utilicé en Tahiti, a través de la empresa local My Home In Tahiti (dirigida por dos jóvenes franceses que atendieron de forma totalmente profesional en todo momento).

Sobre los precios, alojarse en Polinesia Francesa es más caro si se compara con otros lugares del mundo (especialmente Asia y Sudamérica) y, en ocasiones, también comparado con Europa. Cuanto más alejado es el archipiélago (como islas Marquesas), mayor es el precio.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un lugar bastante remoto y proporcionar servicios también tiene su coste. En la mayoría de pensiones se ofrece media pensión, lo cual hace que salga más económica la estadía (y fácil, porque hay poblaciones en las que las opciones de comer en restaurantes o comprar productos de alimentación son más limitadas).

También hay posibilidad de alojarse de camping en algunas islas (yo lo hice en las Tuamotu)

Sin duda, mi consejo principal es que se busquen alojamientos que no sean del tipo resort durante el viaje por Polinesia Francesa, aunque, por su puesto, cada uno es libre de elegir.

Para buscar alojamientos podéis mirar en:

El apartado de alojamientos que proporciona la página de Turismo de Tahiti.Alojamientos en la web de Booking:

20% de DESCUENTO en tu seguro de viaje

Espero que estos consejos te hayan sido útiles. Ahora te voy a dar uno muy importante para cualquier viaje: el seguro de salud.

Para viajar al extranjero es más que recomendable sacar un seguro de viaje, y más en países caros como este. Si estás buscando un seguro para tu próximo viaje, a través de mi web puedes conseguir un descuento del 20 % en cualquier seguro de INTERMUNDIAL solo tienes que acceder pinchando aquí o sobre la imagen

Seguro de viaje

Tahiti, Bora Bora, Moorea, Maupiti… cualquiera de las islas de la Sociedad es un destino espectacular que elegir en un viaje por Polinesia Francesa. Si tienes alguna duda, déjala en comentarios.

Más artículos de Polinesia Francesa

Polinesia Francesa, qué islas visitar

Guía de viaje a Polinesia Francesa (mapa y consejos)

Dani Keral

Fotovidéografo por vicio, colaborador en revistas Condé Nast Traveler, Yorokobu, Salvaje y Viaje con Escalas, guionista y locutor en el programa El Vuelo Sonoro de Radio Viajera. Culo inquieto.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *