Geografía poética 2: INDIA

¿Geografía poética?

Sí… es lo que leéis: Geografía Poética.
La palabra «poética» vuelve a Un Viaje Creativo. Pero no salgáis corriendo ante esa palabra temible.  La maga «Poesía» está en todos los lugares: en las canciones, en  la fotografía, en las frases memorables de nuestros muros físicos y virtuales.

Vuelvo a poneros una de mis entradas poéticas después de dedicarle la primera Geografía Poética a San Francisco, que podéis leer aquí.  

Y esta  vez, además, os la recito yo mismo. 

Las Geografías Poéticas nacen de las emociones provocadas por los lugares que pisaron mis pies y que vieron mis pupilas. 

India provoca muchas emociones. Más de las que me ha generado cualquier otro lugar de los que he pisado hasta ahora. Aquí están todas concentradas en unos cuantos versos lanzados al aire.

¿Le dais una oportunidad a este mapa poético de India?

Para hacerla más multisensorial, os lo recito yo.

Solo dadle al play. 

Geografía poética 2: India

«Profunda, obsesiva, lírica, indescifrable.

India.

Taj Mahal

Envidia del caos,
hambruna y derroche,
acción y contradicción
de límites insospechables.

Caos Delhi

Bella y nauseabunda, mística y masticable,
escupe entre sus dientes
el jugo de sus estambres
con aroma a incienso, basura y curry,
vacas sagradas y humanos venerables.

Niña India

Niña India 2

Esa es India,
la siempre India

Apasionada y ambigua, efímera e inabarcable,
esconde entre sus mantras una historia interminable.

Agua y viento, tierra y llama
vacío silencio de ruido inalterable.

India y solo India.

Inmensa desde sus inicios.

Geografía poética India

Si queréis saber sobre más Geografía Poéticas probad a leer  esta sobre La Habana y esta sobre San Francisco. Poco a poco irán llegando más geografías al Viaje Creativo, según me vayan inspirando los lugares que vaya visitando por el camino. Nueva York, Noruega, Irlanda, Malasia, Camboya… quién sabe, la maga poesía aparece cuando uno menos se lo espera. 

10 comentarios en «Geografía poética 2: INDIA»

  1. Dani, cuantas contradicciones hay en la India. Hay que tomarse un tiempo para digerirla e incluso verla desde la distancia porque el mismo sitio o la misma situación puede a la vez saturarte, enamorarte. No hay nada igual a lo que hayas vivido antes.
    Muy bonito.

    Responder

Deja un comentario