Un viaje divertido: 8 ideas creativas para conseguirlo

Te voy a mostrar 8 propuestas con varios “juegos” dentro de cada una para conseguir un “viaje divertido”

La esencia está en añadirle una pequeña  pincelada, para que un simple viaje se convierta en TU VIAJE.

Para ello solo tienes que…

…volver a convertirte en un niño

 

Tranquilo, no huyas, es mucho más fácil de lo que crees. ¿Me acompañas para que te explique?

El “viaje divertido”

1. Aparca al adulto, saca al niño: usa la imaginación. 

Niño interior
Ellos son los creativos. Nos ganan por goleada.

Bien, imagínate a ti mismo con 7 años. Te han concedido un día ENTERO libre en mitad de un parque de atracciones solitario con todas la atracciones, puestos de juguetes y puestos de comida abiertos…para ti solo.

¿Qué harías?

Efectivamente, yo también. JUGARÍA, jugaría a raudales

En un viaje, ese nuevo lugar que visitas está abierto para ti. Todo, todito entero, para ti, para que juegues con él.

PROPUESTA 1: Piensa en una película y reprodúcela durante tu viaje: de aventuras., de detectives, de amor… lo que quieras. Durante ese viaje crea momentos de “rodaje”, escenifica y grábate (o grabaos) haciendo esa escena. Que todo lo que visites se convierta en escenario de esa película, siendo tú (y los que te acompañen) personaje de la historia.

PROPUESTA 2: Crea una historia con fotos para mandársela a alguien: con tu smartphone saca fotos siguiendo una historia que se vaya construyendo en tu cabeza mientras visitas el lugar. Cuando tengas la historia cerrada, mándaselo vía whatsapp a tu/s acompañante/s (si los tienes) o a alguien  lejano que sepa que estás de viaje y vete escribiendo en cada envío el texto que acompañaría a cada foto.  ¡Bravo! ¡Has escrito una nueva historia para el lugar que visitabas!

2. Conócete: ¿en qué momento estás?

Ojo

Todos cambiamos constantemente y con nosotros, nuestros gustos. ¿No sería genial saber exactamente cómo estás, tus gustos, preferencias, sueños… de cara a ese viaje a un lugar nuevo que vas a hacer? Así el “viaje divertido” estará asegurado. 

Te propongo una forma:

PROPUESTA: Antes de estar de viaje, escribe cada día en una libretita o en el móvil las cosas que te han sorprendido/gustado de ese día , sean en el trabajo, viendo la tele, en tu tiempo libre… Llévalo contigo durante todo el día para poder apuntarlo en cualquier momento y así no olvidarlo. Hazlo  durante un tiempo suficiente para reunir datos (entre una y dos semanas).   Después relee todas las respuestas DETENIDAMENTE e intenta sacar conclusiones y patrones conectores: esos patrones son lo que más te motiva en ese momento de tu vida. De esa forma podrás planear y decidir un viaje con más datos para poder hacerlo más ceñido a tus gusto, verás qué te gustaría realmente vivir en ese viaje.

(ejemplo: descubres que te gusta la actividad marina porque los documentales de la 2 son tu momento de relax del día: si vas a ir a Riviera Maya, quizá prefieras dedicarle más tiempo y dinero a explorar sus playas, arrecifes, cenotes que recorriendo todas las ruinas del interior…)

3. No programes todo: déjate llevar por la improvisación.

Chema Madoz

Fotografía original de Chema Madoz. Extraído de poesiadigital.es

Saber qué hay en un lugar y visitar todo lo de interés es vital, es necesario, porque es la razón por la que te desplazas a un sitio. Pero hay veces que encontrarte con cosas por azar, sorprenderte por estar, de pronto, en mitad de una enorme plaza a la que has llegado de forma imprevista… no me digas que no da un gustirrinín especial. Bien, pues es muy fácil.  

PROPUESTA: En tu ruta haz tramos llevado por el azar: tirando un dado y coger una dirección según salga par o impar, siguiendo a gente vestida de un color o de un tipo de raza concreta hasta que se le cruce otra y ahí elijas si cambiar o no. Este juego puede llevarte por zonas que nunca habrías callejeado (si es a gente del lugar puedes descubrir lugares que quizá no descubrirías nunca). Será tu “guía” improvisado. Esto que te puede parecer raro, se puede hacer… doy total fe de ello. Eso sí, requiere un mínimo de discreción y sentido común.

Esa idea me la sugirió el poderoso librito “Turista lo serás  tú”   de La editorial Viajera 

4. Y si programas… ¡sal de lo habitual!

check list

De acuerdo, es cierto, si estoy en París, voy a tener que hacer una lista de todos esos lugares increíbles de las películas, los libros, la tele, los documentales… Vamos, ¡que tengo que programar sí o sí!
Pues bien, ya que programas… programa cosas diferentes, inesperadas, creativas: fíjate un objetivo fuera de lo común cada mañana: probar algo nuevo, hablar con un lugareño, besar a tu pareja en un lugar de película, conseguir que 10 personas sonrían ese día, subir al lugar más alto (accesible, claro) del sitio que vayas a visitar… Convierte cada día en la lista programada de desafíos placenteros. Esa es la base de todo Viaje Divertido. 

PROPUESTALos 10 retos fotográficos: escribe o pídele que escriban a tu acompañante, amigos de la distancia o familiares (a través de redes sociales) o incluso a gente desconocida del lugar donde estés, 10 cosas que fotografiar ese día. Lo que se les ocurra: un perro meando en una esquina, una mujer comiendo un kebab, una matrícula capicúa, un extraterrestre… lo que sea. Tienes la misión de fotografiarlos todos antes de que acabe el día.

Fuentes creativas: Turista lo serás tú de la Editorial Viajera, Cómo ser explorador del mundo de Keri Smith).

5. Interacciona con el lugar

viaje divertido

Cuando llegas a un sitio, no solo mires a las piedras. Mira a quienes lo han construido. O a los descendientes de quienes los han construido. Ahí están los nietos, o bisnietos o tataratataratataratataranietos de los hombres que construyeron esas cosas que tanto te maravillan... ¿no sería increíble saber qué persona tienen dentro?

PROPUESTA: Investiga que es lo que opina la gente de su ciudad: mientras recorres una ciudad, llévate un cuaderno o papeles sueltos y un rotulador o boli y habla, interacciona pídele a la gente del lugar con la que te cruces que escriba en una o dos palabras lo que piensan, sienten sobre su ciudad. Fotografíales posando con el mensaje, grábales incluso un vídeo diciendo esa misma palabra en su propio idioma.

6. Amplifica cómo percibes el mundo: crea un viaje sensorial dentro de tu viaje. 

Mapa sensitivo
Ese lugar que pisas es posible que no lo vuelvas a pisar otra vez en tu vida... ¿No crees que merece la pena exprimirlo al máximo, hablar con él, palparlo, sentirlo con cada uno de tus sentidos? Hay una palabra adorable: sinestesia (la reina de todo viaje divertido). Mezcla sensaciones, escucha con los ojos, degusta con las orejas… mezcla todo lo que veas. Como algo típico y con sabor poderoso en mitad de un lugar con los ojos cerrados y mezcla el olfato y el gusto.

PROPUESTA: Crea mapas sensitivos: elige una calle, una plaza, un templo… y recórrelos con tus sentidos al máximo: capta el tacto, el color, sonido, olor… incluso sabor de cada una de sus zonas. Cierra los ojos para percibirlo aun más claro. Dibuja después un croquis en una libreta donde plasmes toda esa información.  Utiliza distintos colores para dibujar los distintos sentidos.

7. Vuélvete un poco loco, haz cosas inesperadas. 

Things we forget

Foto extraída de thingsweforget.blogspot.com.es

Haz lo imprevisto, lo inesperado, pregúntate preguntas extrañas, no habituales, visita el lugar como no se suele visitar un lugar.

PROPUESTA: Crea un mapa turístico con post its o papeles con celo adhesivo: si te encuentras en una ciudad, infórmate previamente de los lugares que vas a ver y prepara un post it o un papel no muy grande con el nombre y breve información turística sobre el monumento. Cuando estés frente a cada monumento, busca un lugar donde se quede visible y desde el cual el monumento pueda ser visto (por ejemplo, en una farola) para que otros turistas, si son observadores, puedan saber un poco a través de lo que tú les has regalado. (CONSEJO: ponlas en inglés, ya que es quizá el idioma que cualquier turista podría aprovechar).

8. Llévate un souvenir diferente

Max Ernst

Dibujo de Max Ernst. Foto extraída de pinturayartistas.com

Todos somos artistas, grandes pintores. Incluso yo, que dibujar no es que se me dé muy bien. Lo importante es que ese dibujo cuente algo para nosotros. Hay personas que solo con pintar ya viajan a lugares aluciantes. Evidentemente, vamos a utilizar también ese recurso para nuestro “Viaje divertido”.

PROPUESTA: Haz un diario distinto… un diario pictórico de tus experiencias: Haz un dibujo que empiece el primer día de tu viaje y termine el último. Día tras día,  con la experiencia y las sensaciones que hayas tenido durante el día, continúa el dibujo, siempre sin terminarlo (si puedes), así hasta que termine tu viaje. Si ves difícil hacer un único dibujo para todo el viaje, haz varios capítulos con diferentes dibujos, englobando los días que necesite esa fase de tu viaje y según tus sensaciones te digan  (si crees que un dibujo  debe acabar antes de terminar el viaje y que hay que empezar otro, adelante). Consejo: hazlo con lápiz, así podrás borrar cosas que quizá se interpongan con la nueva experiencia

¿Cómo lo has visto? ¿Qué te parecen las propuestas? No son muy difíciles, ¿no?

¿Entiendes ahora por qué viajar puede ser mucho más divertido si lo haces divirtiéndote?

Es muy fácil conseguir tu “viaje divertido”. Solo hace falta ser un poco más creativo.

You may also like...

5 Responses

  1. Manu dice:

    Pues acabo de sacarme unas cuantas ideas con ésto… jaja ya tenía pensado liarla parda en mi viaje pero ahora he concretado bastante. Vamos a hacernos creativos 😉 Un abrazo Dani!!

  2. Las ideas me han parecido geniales. Mis viajes suelen ser divertidos, pero con estas ideas que has dado creo que ahora lo serán mucho más 🙂

    Como estoy recien llegada a una nueva ciudad creo que haré la propuesta fotográfica que sugieres, a ver qué resulta.

    Saludos 🙂

    • DaniKeral dice:

      Hola Diana!! Gracias por el piropo! Prueba, prueba, que yo las suelo hacer (entre otras cosas) y hacen el viaje muuuy distino.

      Un abrazote!!!

  1. febrero 21, 2016

    […] Todos y cada uno tenemos un artista durmiendo dentro de nosotros, solo hay que encender la chispa de la creatividad buscando ideas originales, como por ejemplo estas.  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: