Un DÍA en AITUTAKI: el atolón turquesa

Ya desde que amaneció supe que ese día iba a ser especial. Un pequeño avión de Air Rarotonga me iba a transportar 200 kilómetros dirección norte para llegar hasta uno de los lugares más alucinantes que existen en el planeta. Llevaba días esperando aquello y, por fin, había llegado: iba...