¿Es ZEALANDIA un nuevo continente?

Hoy os traigo un tema muy diferente, pero apasionante. Y es que puede que me encuentre ahora mismo, durante mi #ViajeKiwi por Nueva Zelanda, sobre un nuevo continente: tras años de investigación, un estudio de la Sociedad Geológica de Estados Unidos postula la existencia de Zealandia, un terreno continental hundido casi por completo en el Océano Pacífico. ¿Es Zealandia un nuevo continente? Vamos a verlo. 

Zealandia un nuevo continente

Foto extraída de GSA

¿Es Zealandia un nuevo continente?

6 continentes

Una de las lecciones básicas que nos enseñan desde la infancia son los continentes que forman la Tierra, pero esa división es algo diferente según el lugar donde se haya estudiado. En España, por ejemplo, yo aprendí que los continentes son 6: América, Asia, Europa, África, Oceanía y Antártida.

Esta es, sin embargo, una división cultural o geopolítica. A nivel geológico la clasificación es distinta: Asia y Europa conforman Eurasia, América se divide en Norteamérica y Sudamérica y se nombra a Australia en lugar de Oceanía. Estos, junto a Antártida y África sumarían 6 continentes.

Zealandia, pasaría, por tanto, a ser el séptimo continente.

Según afirma este estudio, Zealandia se extendería desde de Nueva Caledonia hasta Nueva Zelanda, un largo y estrecho territorio de corteza terrestre de 4´9 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales un 94% permanecería sumergido bajo el agua.

¿Pero… quién dice qué es un “continente”?

Aunque no hay una entidad científica oficial que reconozca formalmente a los continentes, se acepta de forma general que un continente debe tener las siguientes características:

  • Alta elevación en relación con la corteza oceánica.
  • Una composición geológica concreta.
  • Una corteza más gruesa y una velocidad sísmica más baja que la corteza marina.
  • Unos límites bien definidos y un tamaño suficiente como para no ser considerado un microcontinente o un fragmento de continente.
APUNTE: Desempolvando los apuntes de primaria: No sé si recordáis este dibujo del libro de ciencias naturales/biología.

Corteza, manto, núcleo

Bien, pues en él la tierra se dividía en corteza, manto y núcleo. La corteza es la parte más superficial y se distinguen dos tipos: corteza oceánica y corteza terrestre, diferentes en composición, grosor, comportamiento…

¿Por qué es Zealandia un nuevo continente?

El término Zealandia, creado por el geofísico Bruce Luyendyk en 1995, vuelve a cobrar fuerza gracias al trabajo de Nick Mortimer, principal autor del estudio. Este explica que no se trata de un descubrimiento repentino, sino del producto de una investigación lenta y progresiva gracias a la acumulación de datos geofísicos que no se tenían tiempo atrás.

Zealandia, un nuevo contienente hundido en el Pacífico

Foto extraída de GSA

Siguiendo las características que comentábamos antes sobre qué es un continente, el autor explica, entre otras cosas, que el tamaño y el grosor de la tierra denominada como Zealandia son mayores que los estipulados para la corteza marina, sin llegar a ser los mismos que en las cortezas terrestres del resto de continentes.
Este descarta además la posibilidad de que Zealandia sea una parte más de la corteza de Australia, de la que se separa en su zona más estrecha (38 kilómetros) por el canal de Cato, de 3600 metros de profundidad y compuesto de corteza marina.

Todos los datos exactos de este estudio aparecen en el artículo que se puede leer íntegramente en la Geological Society of America pinchando aquí.

¿Y para qué serviría añadir un nuevo continente?

Algunos pensarán que esto no es más que un mero acontecimiento anecdótico que lo único que va a provocar es que los estudiantes del futuro tengan que estudiar un continente más.

A nivel científico, más allá de sumar un nombre más a la lista de continentes terráqueos, la posibilidad de que exista un nuevo terreno continental, sumergido en casi su totalidad pero no fragmentado, puede “ ayudar a entender cómo funciona la cohesión y la fragmentación de la corteza terrestre”, como señala el autor en las conclusiones del artículo.

Champagne pool, Rotorua

En Rotorua, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, el interior de la Tierra se abre paso a través de la corteza.

Si recordamos aquel mapa de Pangea, la Tierra primigenia, que después se dividió en Godwana y Laurasia hasta llegar a la conformación que tenemos hoy día, la existencia de este nuevo continente puede ayudar a prever cómo será el futuro movimiento de las masas continentales (y todo lo que ello implica).

A nivel humano, y esto lo comento muy a título personal (por ello eso es un blog y no una revista científica), ya solo el hecho de que hoy, en el año 2017, se descubra algo tan relevante como la existencia de un nuevo continente, hace que cuanto menos, nos podamos sentir orgullosos de vivir un acontecimiento tan importante.

La sensación que tuve al leer por primera vez el artículo fue como una inyección de orgullo y admiración hacia la ciencia por conseguir, quizá, algo histórico. También sentí un poderoso sentimiento de aventura por el hecho de que aparezcan nuevos lugares que, aunque estén bajo el agua, son nuevos territorios inexplorados.

Nueva Caledonia

En cualquier caso, la decisión de que sea Zealandia un nuevo continente no va a depender sólo de este estudio, pues debe ser la comunidad científica la que se ponga de acuerdo al respecto. Y ya sabemos cómo somos los humanos para ponernos de acuerdo… Quizá para entonces, Zealandia ya haya dejado de estar sumergido.

 

 

You may also like...

9 Responses

  1. Irene dice:

    ¡Muy buen artículo! es muy educativo! ojalá en un futuro deje de estar sumergido, y podamos añadir sí o sí Zealandia como nuevo continente. Enhorabuena, veo que estas aprendiendo mucho, sigue, sigue que queremos conocer más sobre Nueva Zelanda. Un fuerte abrazo. y felicidades!

    • DaniKeral dice:

      Jeje, gracias Ire. La verdad es que al leerlo me fui sintiendo con un extraño subidón interior, pensando que podríamos estar viviendo algo histórico.

      En este viaje estoy haciendo muuuchas cosas, sobre todo en plan reportero y acumulación de información. Y me encanta.

      Un abrazote!!

  2. Rober dice:

    Muy interesarte, tanto el artículo en sí como la reflexión personal. Parece que en la época tecnológica en la que estamos, ya todo está descubierto e inventado.
    Además, tal vez un día vuelva a emerger y tendremos nuevos destinos sobre los que escribir 😉
    un abrazo aventurero!!!

    • DaniKeral dice:

      Hola Rober!! La verdad es que el artículo original no tiene pérdida. Lo explica muy bien el autor y va cobrando mucho sentido (también es cierto que querría oír las palabras de aquellos que, probablemente, le revatan, para poder tener todas las versiones). La posibilidad de que se sume un nuevo continente es… muy excitante!!!

      Un abrazo!!!!!

  3. Alícia Bea dice:

    Muy interesante tu artículo y en general todo tu viaje. Te sigo los pasos 😉

  4. Silvia dice:

    Me encantó el artíulo. ¡Vaya descubrimiento! Aunque aún no haya consenso ya es interesante conocer este dato.
    Por cierto que te sigo desde hace tiempo aunque aún no haya comentado (ups). Y hoy me acordé de ti leyendo unas notas de mi viaje a Kiwiland hace tres meses. El museo Te Papa Tongarewa en Wellington, fli-pan-te. Te lo recomiendo si aún no has ido. Es de los que puedes interactuar y no te quieres ir nunca de allí, jaja. Te pega mucho.
    ¡Que sigas disfrutando de tu viaje! ¡Un abrazo!

    • DaniKeral dice:

      ¡Hola Silvia! Gracias por tu mensaje. Y gracias por seguirme desde hace tiempo (no pasa nada porque no hayas comentado, jeje, siempre hay un momento para todo) con leerme ya me doy más que satisfecho 😉

      Pues sí, es un descubrimiento sumamente interesante (e importante), a ver cuáles son las reacciones de la comunidad científica.

      Lo de tu viaje a Nueva Zelanda, que bueno, jeje. ¿Cuánto tiempo estuviste? Yo voy a estar tres meses por aquí y de momento es genial toda la experiencia, sobre todo a nivel cultural de momento, he tenido la suerte de poder estar en encuentros muy importantes para la comunidad maorí. El Te Papa lo visité (parte de él) hace una semana y pico, ¡es una pasada! Jeje Me pega, como bien dices 😉

      Un saludo, espero que las siguientes entradas te sigan evocando a tu viaje, porque vienen artículos interesantes 🙂

      • Silvia dice:

        Olé tres meses, ahí agotando la visa, jeje, ¡qué bien! Yo estuve mes y medio pero parecieron tres o cuatro, ya sabes, viajar alarga el tiempo, jaja.
        Woww los maoríes…increíble cómo los kiwis respetan su cultura. Aún queda mucho por hacer pero están a años luz de Australia por ejemplo.
        ¡Deseando que nos lo cuentes! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: