RUTA por los PUEBLOS y MIRADORES de TRAMONTANA

En Mallorca se encuentra una de las rutas de carretera más espectaculares que se pueden recorrer de toda España. Convertida en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Sierra de Tramontana es el sueño para todo fotógrafo enamorado de los paisajes con grandes contrastes. Montaña y mar pelean, feroces, en un hábitat en el que se puede realizar un trekking de media montaña mientras se disfruta de las vistas del mar Mediterráneo. Hoy vamos a hacer una ruta por los pueblos y miradores de Tramontana, una de las actividades estrella de las Islas Baleares.

Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana (4)

Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana: de Andrach a Fornalutx

Esta ruta por los pueblos y miradores de Tramontana la comenzaremos en Andratx, en el límite sur de la sierra. La ruta nos llevará por la sinuosa carretera de montaña Ma-10, que bordea toda la costa, hasta Sóller pasando por Estellencs, Valldemossa y Deyá.  Desde Sóller subiremos, por último, hasta el pueblo de Fornalutx, uno de los pueblos más bonitos de la isla.

Esta ruta, sin paradas, lleva cerca de dos horas recorrerla por lo que al final emplearemos prácticamente todo el día si queremos dedicarnos a ver en profundidad algunos de los pueblos y miradores que cruzaremos.

Saliendo de Andrach, uno de los núcleos de población más importantes de Mallorca, nos dirigiremos hacia el norte en dirección Estellencs. Durante este tramo nos iremos aproximando a la costa a través de los angostos valles que forman la cordillera de Tramontana en su vertiente sur. Tras superar los primeros macizos rocosos, al fin tendremos las primeras vistas del mar, que nos acompañaran durante casi toda la ruta.

Estellencs, el pequeño de la casa

Estellencs

El primer punto de interés, Estellencs, lo encontramos tras media hora de ruta. Este es el pueblo de menor población de toda la isla, con apenas 300 habitantes (en verano aumenta). Cerca de este, se encuentra la cala homónima, de piedra y roca, situada en un acantilado. El aparcamiento es bastante pequeño, por lo que se recomienda dejar el coche en el pueblo y acceder a pie.

Torre des Verger y su mirador.

Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana (6)

Continuando la ruta por la serpenteante carretera nos encontramos con uno de los miradores más espectaculares de la isla, el de la Torre des Verger. Esta es una atalaya construida en el año 1579 para alertar de los ataques de piratas. La vista del litoral  que se observa desde lo alto de la torre es una de las más amplias que se pueden contemplar en toda la isla.

Banyalbúfar y sus terrazas

Bañalbufar

A continuación de Verger nos encontramos con Banyalbúfar, que significa “enclavado en el mar“. La mayor peculiaridad paisajística de este pueblo es su distribución en terrazas, con la presencia de numerosas viñas privadas. Cerca del pueblo se encuentra la cala Banyalbúfar, estrecha y alargada, en la que se puede aparcar el coche gratuitamente.

Valldemossa, el hogar de Chopin

Valldemossa Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana (5)

Pasado Banyalbúfar, tenemos un tramo más largo de recorrido hasta una de las grandes atracciones de esta ruta, el pueblo de Valldemossa. Para llegar a él deberemos desviarnos de la Ma-10.

Esta localidad se encuentra situada en un valle en mitad de la Tramuntana. Se trata de una pequeña población de edificios anaranjados donde la parroquia de San Bartomeu, del siglo XIII, destaca por encima del resto gracias a su característico campanario.

Mirador de Sa Foradada, el mejor atardecer

Sa Foradada

Tras volver a la Ma-10 y continuando hacia Sóller, nos encontramos con otro de los puntos más espectaculares de esta ruta, el mirador de Sa Foradada. Debido a su orientación este es, quizá, uno de los mejores lugares para ver el atardecer.

Deyá la alternativa

Poco después de Sa Foradada, aparece Deyá, un pequeño pueblo construido sobre una colina. Al igual que Valldemossa, Deyá es lugar de residencia de artistas de diferentes ramas procedentes del extranjero, convirtiendo la localidad en un espacio bastante alternativo. Cerca de Deyá se localiza la cala de Deyá, una de las más frecuentadas por los turistas en tiempo de verano.

Sóller, el rey del valle

Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana (2)

El camino continúa y, de pronto, desciende hacia un ancho valle. Nos encontramos en Sóller, el centro cultural y comercial de la sierra de Tramontana. Con sus calles adoquinadas y de paredes de piedra anaranjada, lo más destacado de Sóller es su plaza de la Constitución, donde se yergue, majestuosa, la gran iglesia de San Bartomeu, visible desde la distancia. Es de destacar también la presencia del Can Prunera, un edificio Art Nouveau que guarda obras de arte de Kandinsky, Picasso o Warhol, entre otros.
Otro elemento turístico importante es el mercadillo de Sóller, que se monta todos los sábados.

Puerto de Sóller y mirador del faro Capgros

Ruta por los pueblos y miradores de Tramontana (1)

El puerto de Sóller se localiza en una ensenada a 3 kilómetros del pueblo. Lo más destacado de este lugar es el mirador que se encuentra junto al faro de Capgros, desde el cual se puede contemplar una amplia panorámica del puerto y todo el espectacular entorno montañoso que rodea el valle de Sóller

Fornalutx, la joya de Tramontana

La ruta termina en Fornalutx, uno de los considerados “pueblos más bonitos de España”. A poca distancia de Sóller, situado en un alto, entre el valle de Sóller y el macizo de Puig Mayor, se encuentra este pueblo. Siguiendo la misma tónica de otros pueblos de Tramontanta, sus calles adoquinadas y sus casas de piedra anaranjada son el principal atractivo para los miles de turistas que acuden a Fornalutx cada año.

Tras visitar Fornalutx, si aun queda tiempo, se puede profundizar un poco más por la Ma-10, que ya se aleja de la costa, hasta la zona de Puig Mayor, donde se encuentran un par de pantanos. Más alejados, se encuentran Escorca, el monasterio de Lluc (a una hora en coche desde Sóller) y Pollença, el final real de la ruta por la Tramontana. Debido a la característica del trazado, es aconsejable hacerla entera en dos días, pernoctando, por ejemplo, en Sóller o volviendo a Palma y reiniciando otro día la ruta desde donde se dejó.

Esta ruta por los pueblos y miradores de Tramontana termina, por tanto, en el pueblo de Fornalutx, tras el cual tan solo queda coger la autovía que conduce, directamente, desde Sóller hasta Palma de Mallorca, pudiendo utilizar el Túnel de Sóller (a priori iba a ser gratuito desde el  1 de septiembre de 2017, pero me ha informado mi amigo Gonzalo desde Palma que se ha detenido el trámite, por lo que sigue siendo de pago, a un precio de 5 euros para no residentes) o la carretera Ma-11a que atraviesa el puerto de montaña. 

Dónde alojarse durante la ruta por los pueblos y miradores de Tramontanta.

Lo más normal es que la base de operaciones se encuentre en Palma , el lugar con más opciones de alojamiento. Estos pueden variar mucho dependiendo del tipo de viajeros: apartamentos (como los de AirBnb y su conocida polémica), hoteles para familias
En cuanto al coste, Mallorca es un lugar con precios algo más elevados que la península, sobre todo en temporada alta. Durante las temporadas media y baja los precios se vuelven mucho más asequibles, a parte de que existen muchas más opciones que en verano, momento en el que la isla es un hervidero de gente.

Si te ha gustado esta ruta por los pueblos y miradores de tramontana, quizá te gusten otras rutas por pueblos de España como la que ya hice sobre los pueblos de la Alpujarra granadina o por la desconocida y bellísima región de Zamora y sus arribes.

MÁS INFO: Si buscas más información sobre las Islas Baleares, puedes dirigirte a la Agencia de Turismo de las Islas Baleares y a los compañeros bloggers de la Asociación de Bloggers de viaje de Islas Baleares

4 Responses

  1. unmundopra3 dice:

    Mallorca, otro de mis destinos favoritos de España. Me parece una isla muy completa y tienes razón est ruta mola mucho, buen post!
    Saludos!!

  2. Me encantan los pueblos que tienen tanto verde, las calles llenas de jardines y plantas, es maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *