Odio Delhi / Amo Delhi

Odio Delhi.

Amo Delhi.

auto rickshaw

Te odio, Delhi… Te odio porque tan solo un minuto después de salir por las puertas de tu aeropuerto varios de tus habitantes ya hayan intentando timarme. Te odio porque hayan aprendido tan bien ha hacerlo que casi, casi  lo consiguen.

Te odiopero te amo.

Te amo porque nada más salir del metro dos paradas más lejos de lo que debería por culpa de uno de tus  habitantes (que parecía el más majo del mundo), otro de tus habitantes  me dice donde estoy, que se puede ver ahí, por donde ir, cómo moverme por tus calles convirtiéndose, de pronto, en el tío más majo del mundo.

Te amopero te odio.

Te odio Delhi… odio tu tráfico infernal, que apenas deja un hueco a los peatones. Odio esa capa de smog que resta segundos de vida a los 15 millones de almas que te habitan…

Nueva Delhi
Te odio… pero te amo.

Te amo porque nunca he visto una ciudad igual. Una ciudad donde el caos esté tan absolutamente bien coordinado. Te amo porque me dejas asombrado viendo como no ocurre ningún accidente en tus calles cuando debiera haber, al menos, 20 cada minuto…

P1020564 copia

Te amo… pero te odio.

Te odio, Delhi… Odio que a cada paso tenga que estar negociando cada pedazo de tierra que piso. Odio que tus habitantes quieran ser, a la primera mis “mejores amigos” para conseguir venderme algo que ni siguiera he pedido…

Te odio y te amo.

Te amo porque tus habitantes también hablan, simplemente, por hablar conmigo; me preguntan, simplemente, por querer saber algo de donde vengo; me piden fotos, simplemente, porque quieren disfrutar de mi visita conmigo…

Fuerte rojo Delhi
Te amo, Delhi, y es extraño, porque te odio.

Odio tu casi permanente suciedad, la sensación que transmites de estar siempre “asquerosita”, la basura acumulada en alguno de tus rincones…

Y te amo. Te amo porque entre el marrón y gris basura, no veo más que colores. Rojos, azules, verdes infinitos de tus saris. Amarillos, rojos, naranjas de tus rickshaws. Blancos y negros brillantes de tus túnicas. La limpieza ritual de tus gentes.

Jama Masjid Delhi

Te amo, te odio, te amo, te odio… esto es un lío.
Odio tu ruido, que se mete hasta la garganta. Tus claxons, tus motos, tus gritos, el infierno de tus calles y avenidas…

.. y amo encontrar lugares donde, de pronto,

desaparecen.

Lodi Garden Delhi

Te odio
Te amo.
Te odio…

Odio tu desorden ensordecedor. Tu maraña de cables, tu caos incesante….

P1020557 copia
…pero amo que parezca como si no existiese.

Te odio y odio a tu gente, porque no piensan más que en su supervivencia a costa de la otra gente…

Pero te amo y, sobre todo, amo a tu gente, porque no he visto nunca nadie sonreír con tanta dulzura mientras lucha por su supervivencia.

Main Bazaar Delhi

You may also like...

13 Responses

  1. Valen dice:

    Qué fotones Dani!

    La verdad es que como lo describes es tal como me lo imagino, hasta el punto que a veces me acojono pensando que cuando llegue, vea y sienta todo lo que cuentas, y salga, cuánto habré cambiado. Una vez más me has trasladado a otro lugar 🙂

    Un abrazo!

    • DaniKeral dice:

      Jejeje, me alegro mucho de que hayas sentido eso!! La verdad es que es un pandemonium de ruido y desorden, pero tiene cosas super interesantes…

  2. vir dice:

    Umm Como la vida misma!!

  3. Javier dice:

    Con ganas de odiar y amar a Delhi, y la India en general. Tendrá que esperar unos años para viajar con toda la family o hacerme un poco el despistado y aparecer por allí yo sólo.

    • DaniKeral dice:

      Hola Javier! Jejeje, sí, es un lugar que atrae y repele a la misma vez, pero muy bueno que ya tengas esas ganas. Lo bueno es que India, al contrario que otros lugares que se masifiquen turisticamente y cambien… ya está masificado por ellos mismos y es IMPOSIBLE cambiarlo XD Un abrazo!!

  4. Te odio, Dani, pero te amo. Te odio porque me da celos lo bien que escribes, pero te amo porque admiro cómo lo haces. Te odio porque me hiciste viajar nuevamente a esa India que tanto amé y tanto odié, y te amo por eso, porque era como estar leyendo mis pensamientos, cosa que no se hace, así que te odio. Pero seguiré leyéndote hasta amarte.

  1. diciembre 12, 2015

    […] Hace meses, después de meterme un ciclo de pelis de ALFREDO LANDA, decidí cogerme un año y medio de excedencia por AMOR A VIAJAR… y cogí un billete de ida sin vuelta dirección a India, a Delhi. […]

  2. febrero 21, 2016

    […] unos cuantos kilómetros y ciudades  de India, con las sagradas Mathura y Vrindavan, la inmensa Delhi, Rishikesh, la Amiritsar de los sikh y los territorios de Kashmir. Es decir, ya me había hecho una […]

  3. febrero 21, 2016

    […] Camboya empezó por Phnom Penh. Y en un primer vistazo rápido te recordó a un país que ya habías visitado, aquel con el que habías empezado el Viaje Creativo: India. La parada anterior había sido un mes por Japón y nada más salir del aeropuerto ya se notaba el cambio: había vuelto a la Asia del regateo, los Tuk Tuk y el caos. Mirabas al cielo y veías madejas de cables que te recordaban a aquel caos informe que ya viste  en Nueva Delhi […]

  4. abril 20, 2016

    […]  el hermanamiento de Mathura, las viudas de Vrindavan y el caos que medio odias-medio amas de Delhi te apetece, de repente, ir a ese lugar que algunos entendidos sugieren como lugar ideal para empezar […]

  5. mayo 9, 2016

    […] de una persona cuando con apenas 3 años ya se tiene esa mirada… Quizá la abarrotada vida de Delhi ya ha empieza a curtir las vidas de sus habitantes desde el comienzo de sus […]

  6. julio 25, 2016

    […] sus alrededores. Es el lugar donde algunos indios de poder adquisitivo más alto provenientes de Delhi, Bombay, Chenai u otra de las muchas grandes ciudades de India, van a esquiar o encontrar un […]

  7. agosto 7, 2017

    […] Delhi: Caos de claxon en la gran […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *