El día que fui Copperfield…

…y aparecí en Madrid.

_1090720 copia

Veamos…

Lo que mueve al ser humano es

el

AMOR:

AMOR por VIAJAR,                                                                                                                AMOR por el DINERO,     

AMOR por un ANIMALICO

AMOR por el TRABAJO,                                                                                                 AMOR por ÉL/ELLA

AMOR por las PELIS DE ALFREDO LANDA

Y todos estos se van moviendo, empujando, apretujando unos con otros a lo largo de nuestra vida.

Hace meses, después de meterme un ciclo de pelis de ALFREDO LANDA, decidí cogerme un año y medio de excedencia por AMOR A VIAJARy cogí un billete de ida sin vuelta dirección a India, a Delhi.

Pero, casualidades de la vida, AMOR POR ELLA apareció en escena poco antes de coger ese avión… y resultó que AMOR VIAJERO y AMOR POR ELLA estuvieron conmigo en India durante unas semanas.

Sucedieron después dos meses paseando mi AMOR VIAJERO por Asia, ya sin MENGANA, pero el AMOR POR ELLA estaba dando toquecitos en el hombro y tironcitos en la manga

Así que un día los reuní en gabinete de crisis en el piso 47 de la torre Harukas de Osaka.

Y allí es donde me convertí, de nuevo, en…

MAGO

(pinchad al botón, que mola 🙂 )

Decidí sacar la varita y hacer un nuevo truco:

*hace meses conseguí multiplicar el tiempo para viajar… 

*…ahora iba a desdoblarlo para seguir mis emociones y teletransportarme a Madrid, mi vieja Madrid, mi archiconocida Madrid... la de ELLA.

El Viaje Creativo, el de año y medio libre para, en un principio, viajar por el mundose convierte entonces en el Viaje Creativo para hacer lo que deseo, lo que siento, lo que me sale.

Y eso puede ser Viajar,

estar junto a Ella

o hacer un ciclo de 24 horas de películas de Alfredo Landa.

Así que sí, hice magia,  como dijo mi sobrina María después de lo que pasó tras este video:

Y esta, más o menos, fue la cara que se le quedó a mi hermano tras lo que pasó en el video

20151128_163952

Hace un minuto era Bangkok… pero ahora, un minuto después es Madrid, la vieja Madrid, la que ya conozco de pe a pa, la que tanto me gusta. Pero con todo el tiempo multiplicado por delante mío, libre para hacer lo que decida y disfrutar de lo que yo quiera… que son muchas cosas. 

Y viajar, por supuesto, está entre ellas.

Y Ella.

Y tan feliz.

You may also like...

5 Responses

  1. Claudia R. dice:

    ¡EEEEEEEExacto! A eso es a lo que a mí me gusta jugar, a hacer magia y a convertir este viaje en el viaje de “lo que a Claudia le da la gana” (y en su blog lo mismo).

    Disfruta de la libertad y, sobre todo, del amor a Mengana <3

  1. febrero 2, 2016

    […] volvió Dani por  Mengana? ¿No regresó Patri unos meses para continuar después? ¿Y qué pasó? Nada, porque […]

  2. diciembre 30, 2016

    […] a estar viajando de forma constante tras pedirme un año y medio de excedencia. A finales de 2015 un truco de magia y el amor por Mengana me pusieron de vuelta en Madrid, mi vieja Madrid, y 2016 iba a ser el año en el que ya no estaría […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *