Guía definitiva de salud viajera (1): conviertete en un SUPERMOCHILERO

Viajar mola. Pero también lesiona.

Esta guía me va dirigida a los viajeros que les gusta explorar con sus piernas el mundo que se extiende antes sus ojos y se lesionan durante el camino como le pasó a Sara, de Salta Conmigo)

El objetivo  de este artículo es que el peaje que nos cobre el camino sea el mínimo.

Es convertiros en auténticos …

SUPERMOCHILEROS VIAJEROS.

Supermochilero

Mola, ¿eh?

Pues empecemos.

GUÍA DE SALUD VIAJERA 1:

¿Por dónde se lesiona el cuerpo de un viajero?

Salud viajera

Como podemos ver,  por abajo la cosa está que arde, con lo que este primer post va a ser de PIES Y TOBILLOS

Para darlo masticadito, con código de colores:

CÓMO SE LESIONAN ESAS PARTES 
QUÉ HACER PARA PREVENIRLO
QUÉ HACER PARA TRATARLO (si, lastimosamente, se han lesionado). 

AMPOLLAS

¿Cómo?

Las temidas. A veces inevitable que aparezcan, pero totalmente evitable que se agraven y acaben en caos.
Una ampolla surge por la fricción del pie dentro del calcetín y zapato en zonas donde el pie no ajusta tan bien como en otras zonas. Tras unos cuantos kilómetros esa pequeña fricción acaba resultando en una gloriosa ampolla.

Para prevenirlas

Antes de caminar:
Calzado que ajuste al pie: Un calzado de trekking, de nuestro número exacto (en la tienda lo sabrán).
Calcetines: Que sean sin costuras, de polipropileno a ser posible, sino algodón. Pondremos uno fino que se ajuste de forma exacta a nuestro pie y por fuera otro más gordo para completar el resto del espacio que queda hasta la parte interna de la bota. Así creamos varias capas de amortiguación/deslizamiento.
Aplicación de vaselina: Pondremos por todo el pie, especialmente en las zonas donde haya más tendencia a la aparición de ampollas, que suelen ser la parte baja del talón, parte final del tendón de aquiles, o en la planta del pie a la altura de los dedos. No obstante, cada persona tendrá “sus lugares”, para ello lo que hay que hacer es entrenar en distancias largas antes del viaje y ver por dónde surgen las zonas de irritación.
– Poner esparadrapo tipo Cosmopor en las zonas frecuentes de irritación (esto sería en sustitución de aplicar vaselina… no se ponen las dos cosas juntas).

cosmopor

Mientras caminamos:
Reposo y revisión: Parar cada hora y media – dos horas, quitar los calcetines, secar el pie y comprobar si hay zonas enrojecidas o ampolla incipiente. Si solo hay enrojecimiento, podemos poner vaselina, el COSMOPOR o incluso un compeed.

Si ha empezado a aparecer ampolla secaremos bien y pondremos (aquí sí es eficaz) el apósito o el compeed del tamaño suficiente para cubrir de sobra la ampolla. Continuaremos con el hasta que se caiga solo o se haya despegado en una parte.  
Si los calcetines están mojados, se pondrán a secar o incluso se cambiarán por otros secos (al menos el primero, el fino).

Para tratarlas

Después de caminar:
* Si no hay ampolla (bieeen!!) limpiaremos y secaremos bien todo. El compeed lo dejaremos si hemos necesitado de su ayuda.

* Si hay ampolla:
SI NO DUELE NO HAREMOS NADA. Solo limpiar el pie, secarlo bien, poner en agua fría y punto. Al día siguiente, antes de salir, pondremos un compeed o un apósito que cubra bien la zona y (opcional) pondremos doble calcetín.
SI DUELE: con aguja lavada con betadine agujerearemos la ampolla (no mucho) y la desecaremos apretando con una gasita muy suavemente (nada de hilos, por favor!!). Pondremos betadine de forma que entre dentro de la ampolla. No la recortaremos ni nada, cuanto más cubra mejor. La cubriremos por último con esparadrapo tipo Cosmopor.  

Si al día siguiente la ampolla duele tanto como para alterar la forma de caminar merece la pena o acortar la etapa o descansar incluso un día más hasta que cese el dolor.

Para los que os habéis echado una mano a la cabeza con lo de “no hacer nada si no duele” os explico: lo que hay dentro de la ampolla es suero, líquido estéril, sin bichitos. Si abrimos, los bichitos pueden entrar, por lo que, si no duele, es absurdo abrir una vía en algo que puede que se reabsorba por si solo con otro tratamiento. A parte, si la abrimos, es CUANDO EMPEZARÁ A DOLER.  Si a mitad de etapa notamos, pese a todo, que esa ampolla empieza a doler, entonces es cuando paramos a mitad de camino, limpiamos, secamos y procedemos a hacer lo indicado anteriormente. El tema ampollas es importante porque es, con diferencia, la principal dolencia de todo caminante. Y pude llevar a provocar otras lesiones por alterarnos la forma de andar.

FASCITIS PLANTAR:

Atención, aquí vienen consejos de salud viajera muy importantes, porque la fascitis es uno de los enemigos acerrimos del viajero.

¿Cómo?

Es la sobrecarga de la fascia plantar, que ocupa todo el suelo del pie. Es la que amortigua parte de las tensiones que recibe el pie al caminar. Puede producirse por sobre uso, por una pisada incorrecta (provocada por dolor de ampollas) o por calzado incorrecto.

Para prevenirlas:

Comprar un calzado adecuado (de trekking y adecuado al tipo de pisada), elemento básico en la salud viajera.
Visitar a un podólogo: En ocasiones la persona tiene alteraciones propias de su forma de pie que conviene que un podólogo analice, por si hay que poner alguna plantilla, corrector de la pisada o, simplemente, recomendar un tipo de calzado.
Entrenar previamente al viaje (con el calzado que se vaya a llevar).
Estirar fascia plantar (¡¡sin que duela!!)

Salud en viaje: estiramiento fascia plantar

y gemelos (¡¡sin que duela!!)  

Salud en viaje: estiramiento gemelos
Automasajear  fascia plantar.

y gemelos  (ver más adelante vídeo) después de cada etapa. Amigos, hay que sobarse los pies.

Para tratarlas:

Descanso. Fundamental. Andar es lo que lesiona a la fascia, por lo que hay que guardar reposo. Sí, sé que jode pero es lo que hay.
Ir a un fisio. Sí, duele, pero es lo que hay.
Estiramiento (suave!!!) de la fascia y los gemelos.
Masaje con botella de agua de medio litro congelada (desde el talón hasta casi los dedos)

TENDINOSIS (TENDINITIS PARA ENTENDERNOS)

¿Cómo?

Es el aumento de grosor de un tendón (que no inflamación, ojo…). Ocurre por sobre uso, por la fricciòn con la bota o por alterar la pisada (de nuevo, por otro dolor como, por ejemplo… BINGO, una ampolla)
Pueden ocurrir en cualquiera de los tropecientos tendones que hay en el pie, pero los más habituales son el tendón de aquiles, los tendones de los peroneos (video más abajo) y los tibiales posterior y anterior (video más abajo).

Para prevenirlas:

Lo mismo que en la fascitis en lo del podólogo, entrenar antes del viaje, automasajearse y estirar los gemelos al final de la etapa y…
Ejercicios de excéntricos. Este término tan raro resulta ser FUNDAMENTAL para tratarlas cuando han surgido, por lo que trabajarlos antes nos permite entrenar al tendón para una de las cosas que más le molestan: las cuestas arriba.

Para tratarlas:

Reposo + fisio.
Estiramiento de cada uno de los tendones (consejo de salud viajera FUNDAMENTAL)

  • Peroneos:

Automasaje de gemelos

Analgésicos como ibuprofeno si es necesario. 

******ATENCIÓN: un analgésico lo único que hace es OCULTAR UN SÍNTOMA, que es el dolor, pero el PROBLEMA SIGUE EXISTIENDO, cargando y lesionando otras zonas. Por eso merece la pena perder un día en recuperarse un poco******

Si reduce el dolor o decidimos continuar la marcha ocultando el dolor con ibuprofeno REDUCIR DRÁSTICAMENTE EL NÚMERO DE KILÓMETROS, más aun si es una zona con muchas pendientes.

BURSITIS DEL TENDÓN DE AQUILES

Y seguimos con los palabros.

¿Cómo?

Las bursas son como almohadillas que están entre los tendones y el hueso para evitar fricciones.  Pero claro, se friccionan ellos… y tienen un límite.
Las más habituales son las del Aquiles y lo que más las daña son las cuestas arriba o las posturas prolongadas en cuclillas.

Salud viajera: Mi bursitis calcificada

Para prevenirlas:

Estirar bien el tendón de aquiles (como el estiramiento de gemelos de antes)
Descansar en cuestas largas (en posición neutra del pie o mirando hacia abajo, para que el pie quede con la punta hacia abajo).
– Poner esparadrapo Cosmopor o similares o doble calcetín para protegerle de la fricción contra el zapato.

Para tratarlas:

– Hielo y reposo, cambiar el calzado y proteger la zona de más fricciones con un esparadrapo tipo Cosmopor

METATARSALGIAS:

¿Cómo?

Son dolores en la cabeza de los metatarsianos, o sea, aquí:

Salud viajera: metatarsianos felices

una irritación de una zona de hueso de la plante del pie que carga mucho peso durante la marcha. Suele pasar en gente que corre mucho, en gente que camina mucho, mucho, mucho, mucho incluso con buen calzado o en gente que camina poco con mal calzado.

Para prevenirlas:

Hacer estudio del pie en un podólogo por si hay alguna alteración desconocida.
Evitar calzado inadecuado (suela blanda en terreno pedregoso, suela muy plana…)
Fortalecer musculatura del pie: por ejemplo agarrando un pañuelo del suelo con los dedos del pie

Para tratarlas:

Desgraciadamente los consejos de salud viajera se reducen a:

Hielo y reposo
– Poner una plantilla de soporte para metatarsianos (en farmacias hay, o fabricadas por podólogo). – – Pocas opciones más que parar la marcha  y esperar un día o dos a haber recuperado (tomar analgésico es necesario en ese caso). 

ESGUINCES:

¿Cómo?

Es cuando un ligamento se estira más allá de lo que debería. Puede ser por una torcedura fuerte, o por una “tendencia a la torcedura”, o sea, prolongado en el tiempo.
¿Y qué coño es eso?
Pues un pie con una alteración en su forma de pisar puede hacer que un ligamento se tense cada vez que apoya el pie. Si eso se repite un millón de veces es como una torcedura brusca inmediata. En este post de salud viajera voy a hablar de los leves (grado I), los más graves ya necesitan un cuidado más especial y atención sanitaria. 

Para prevenirlos:

Calzado con buena suela y buena sujeción de tobillo. Quizá visitar al podólogo para estudio de la pisada.
Entrenar el tobillo caminando por superficies irregulares.
Autotratarse musculatura fatigada o sobrecargada de la etapa.

Para tratarlos:

Fisioterapia
Reposo, frío y
Tobillera o vendaje (ojo, esto es sólo para el momento agudo 2 días a partir del momento de lesión)

LA GUÍA DE SALUD VIAJERA CONTINÚA  EN LA PARTE 2 CON…  RODILLA, CADERA Y COLUMNA. 

 

Por cierto, ¿estás pensando viajar y sacarte un seguro de viaje? Pues que sepas que tienes un…

banner_foto_766-x-73

 

 

You may also like...

13 Responses

  1. Me encanta el estilo de tu blog, enhorabuena.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

  2. Gracia dice:

    Bueno, primero enhorabuena por el post! En cuanto lo he visto he tenido que pinchar y me viene como anillo al dedo!!! 😉 Apunto estoy de acabar mi aventura de 6 meses por Asia y me llevo de regalo una fascitis plantar, gajes del oficio jejjeje La verdad es que llevo casi un mes con ello, y esto solo va a peor… de momento solo hago estiramientos y lo de masajear pero va a ser que hasta que no vuelva esto no tiene mucha solución… Esto es un rollo!

    Gracias por el post y un saludo 😉

    • DaniKeral dice:

      Hola Gracia! Muchas gracias, he intentado que sea lo menos espeso posible… me alegro de haberlo conseguido! En cuanto a tu fascitis… umm. Un mesecito con ello ya es un ratejo. Lo malo de la fascitis es que para permitirle al cuerpo mejorar hay que dejarlo reposar, lo que implica, básicamente, no dar apenas pasos. Y eso en un viajero… complicado. Te aconsejaría darte algunos días de resposo y visitar algún tipo de terapia para poder mejorar esos síntomas, pero si estás a punto de volverte… quizá mejor ya trabajarlo aquí. En cualquier caso espero que no te haya dado mucha guerra para disfrutar de tu periplo.

      Un abrazote!!!

  3. Maria Grau dice:

    Genial Dani
    Yo tuve fascitis unos 4 meses y me tuve que ir a un fisio. Los pies cargan mucho de nuestro peso y no sabemos lo que aguantan. Un saludo

    • DaniKeral dice:

      La fascitis es chunga de quitar si se deja que campe a sus anchas, al menor síntoma hay que tratarla.
      Un abrazote María! Cualquier duda, ya sabes, pregunta sin temor.

  4. Edgar dice:

    Toma ya!!! esto es lo que me hacia falta para ser un super mochilero, y además estas cosas me van bien tambien para capoeira!!!!
    Ahora voy a ser como Juggernaut: Imparable!!!

  5. Leti Martinez dice:

    Tante grazie por el post! Llevo tres dias caminando por Bologna y “me duele un poco el talón” resulta que se llama “bursitis del tendon de aquiles”. Excelente informacion.

    • DaniKeral dice:

      Hola Leti,

      sí, es posible que sea una bursitis, aunque también cabe la posibilidad de que sea algo relacionado con el propio tendón. Estira mucho gemelos (sin dolor, pero que tiren tanto el tendón de aquiles como la zona de las “bolas”, los gemelos). Ponte hielo al terminar el día y reduce la presión en la parte de atrás de la bota (por si está comprimiendo esa zona).

  1. agosto 5, 2015

    […] la primera parte de la guía veíamos lo que podían provocar los pies y […]

  2. febrero 21, 2016

    […] 10 […]

  3. julio 14, 2016

    […] Os adelanto ya que lo de el hilo y la aguja NO es muy recomendable, pero toda la info sobre qué hacer con ellas la encontráis pinchando aquí.  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *