CONSEJOS para preparar el CAMINO de SANTIAGO (MEGA GUÍA)

Una mega guía de consejos para preparar el Camino de Santiago, con TODO lo que necesitas saber. 

Me he decidido a escribirla por 2 razones:

  • Porque he hecho  ya tres caminos de Santiago (y me lesioné en uno).
  • Por mi profesión de fisioterapeuta.
  • Porque muchos me preguntáis cómo prepararse. 

Voy a hacer que sea lo más fácil, práctica y directa posible, para que encuentres rápidamente lo que estás buscando.

Empecemos.

Consejos para preparar el Camino de Santiago.

Consejos para preparar el Camino de Santiago

¿Cuándo hacer el Camino de Santiago?

  • El PEOR momento para hacerlo es:
    • “Temporada alta”: o sea en Semana Santa, meses de julio y agosto y puentes donde se enlacen varios días festivos (mínimo 5 para desplazarse y andar el mínimo de 100 km).
    •  Los meses de invierno, enero y febrero son poco recomendables por las bajas temperaturas, las lluvias o incluso nieve.

Temporada alta es el peor porque los albergues se llenan mucho más y a veces, si no has reservado, te encuentras conque está todo lleno y tienes que continuar andando. En verano el problema principal es el tremendo calor. 

  • El MEJOR momento es de marzo a comienzos de junio y de finales de septiembre a comienzos de noviembre, cuando no hace tanto calor y no hay mucha lluvia y no hay grandes masas de peregrinos. En abril- mayo las lluvias pueden ser algo más constantes, pero no está el factor frío.

 

¿Cómo distribuir las etapas del Camino?

Muy importante

Esto es MUY importante. Es, quizá, uno  de consejos para preparar el Camino de Santiago más importantes que os puedo dar. 

El factor tiempo es el que determina gran parte de la ruta, su longitud, sus descansos, el ritmo de las etapas… y las lesiones que sufrimos.

Este se ve afectado por varias cosas:
– Por el  tiempo de vacaciones/días libres del que disponemos
– Por el  hecho de que para recibir la Compostela es necesario recorrer a pie, al menos, 100 km.
– De la forma en la que pernoctemos (tienda de campaña, albergue…).

Por regla general, lo “asequible” y bastante recomendable es hacer etapas de entre 20 y 30 kilómetros y llevar esa media constante. Pero claro, también depende de las condiciones físicas y el tiempo del que se disponga.

El primer día conviene hacer una etapa algo más corta y compensarla con el resto (siempre que la disponibilidad de albergues lo permita).

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Lo ideal:

Os voy a decir  qué sería lo ideal: contar con tiempo extra para poder recurrir a el en el caso de que fuese necesario, como por ejemplo una lesión, provocada por ampollas, sobrecargas, tendinitis…

Este es uno de los consejos para preparar el camino de Santiago que más repito a mis pacientes (ya a la gente en general):

En el Camino, lo que nos lesiona es andar. Para mejorar o curar la lesión es necesario frenar o parar. Así de simple.

[bctt tweet=”En el Camino, lo que nos lesiona es andar. Para mejorar o curar la lesión es necesario frenar o parar. .” username=””]

Para un recorrido de 120 kilómetros, si solo se dispone de 4 días, tendríamos una media de 30 kilómetros al día.

Pero debido a la disponibilidad de albergues quizá un día sea de 40 y otro de 20, por ejemplo.

Si, por lo que sea, nos lesionamos, quizá nos veamos obligados a guardar un tiempo de reposo, para mejorar lo suficiente y seguir andando.

Con ese planning tan ajustado, no podríamos, por lo que lo ideal sería contar con un día “comodín” para utilizarlo. Eso o añadirlo al planning para hacer etapas menos largas.

Para gente que hacer un recorrido más largo, durante 10, 15 días o un mes, este hecho es más importante, porque a más distancia, mas sobrecarga y más posibilidad de lesión (también hay más adaptación, pero hasta cierto punto…).  Por ello es bueno dejar un par de días “comodín”, para jugar con ellos.

[bctt tweet=”Mejor tener algún día comodín en el Camino para tener tiempo de recuperación” via=”no”]

¿Qué llevar en la mochila al Camino de Santiago?

Cuanto menos, mejor. Evidente, ¿no? Pues no es tan sencillo. Atentos, que este es uno de los consejo para preparar el Camino de Santiago que vale también para otros viajes como mochileros:

Lo ideal es que el peso que lleves sea no más de un 10-15 % del peso de la persona. Lo que cargues de más va directo a tus rodillas, especialmente durante las bajadas.

Mochila:

Si no llevas una mochila grande evitarás la tentación de meterle muchas cosas. Una de 35-40 litros podría valer. Si no, una de 50 como muchísimo (haced caso a este consejo, hacer el Camino de Santiago es muy exigente como para que os exijáis aun más).

¿Cuál?
IMPORTANTE: la mochila tiene que estar bien diseñada, es decir, que cargue el peso sobre la pelvis y no sobre los hombros. Si es sobre los hombros, tendrás una tortura constante durante el camino.

¿Cómo se sabe? Probándola, poniendo algo de peso dentro: al poner peso, la carga se debe notar en las caderas, no en los hombros (de hecho debe verse un pequeño hueco entre el hombro y la hombrera)

 Cómo llevar una mochila

La marca que yo uso es Deuter, es más cara que otras pero es, con diferencia, la mejor de todas las que yo he probado. Pero, por supuesto,  hay otras que también tienen buena calidad. La cuestión es mirar y probar.

Equipaje:

Ojo, esta es otra parte importante de esta guía de consejos para preparar el Camino de Santiago, puesto que es el peso el que determina nuestro cansancio y nuestras lesiones. 

El equipaje conviene llevarlo de tal forma que lo más pesado quede en la parte de abajo y más próximo a la espalda.

Otra recomendación es meter los distintos elementos en bolsas (de las que son de material orgánico, que no hacen tanto ruido al moverlas, para cuando estemos de noche en el albergue), de tal forma que así se compartimente todo y sea más fácil de distribuir.

En cuanto a qué llevar, depende más de la época del año que de si vas estar 5 días o 1 mes caminando. Lo que pongo es orientativo, que cada uno elija (yo hay cosas que no llevo, como es el saco de dormir si voy a albergues).

Credencial del Peregrino

Para meses de primavera-verano:
  1. La credencial del peregrino (fundamental). Pinchando aquí podéis saber cómo solicitarla. 
  2. Un pantalon corto y otro desmontable (hay quien reduce a un solo pantalón).
  3. Un par de camisetas ligeras, si no son de algodón, mejor, que se empapan enseguida y tardan en secar.
  4. Un par de mudas (un sujetador o dos)
  5. Dos pares de calcetines especiales de trekking para tiempo de verano (salvo que lleves sandalias). Que sean sin apenas costuras y de tu talla de pie para que no generen pliegues.
  6. Un par de zapatillas de running o de trekking ligeras (que no sean nuevas) o bien sandalias de trekking tipo las de marca TEVA si se va en verano (para mi las mejores). En marzo-abril, por las lluvias, es recomendable incluso botas de caña media, porque hay zonas embarradas y evitas la entrada de agua.
  7. Chanclas para cuando termines la etapa.
  8. Toalla de secado rápido (son muy ligeras).
  9. Tapones para los oídos (para dormir si es en albergue, preparar el Camino de Santiago también está en los pequeños detalles).
  10. Un impermeable, tanto para la mochila como para ti. También está la opción del poncho que cubre a ambos (ahorras espacio pero no tendrás ningún impermeable para cuando no tengas la mochila puesta). 
  11. Neceser con lo básico de higiene (cepillo, pasta, jabón…)  y en pequeños frascos.
  12. Botiquín básico (después hablaré de él).
  13. Chaqueta de manga larga ligera (es Galicia, hace fresco incluso en verano).
  14. Gorro o pañuelo o buff para la cabeza.
  15. Cantimplora o botella de agua.
  16. Linterna.
  17. Navaja
  18. Pinzas para colgar la ropa húmeda en el albergue o de la mochila mientras estás caminando (se va secando conforme haces la etapa).
  19. Tienda de campaña si no vas en albergues (lo que ahorras de dinero y ganas en libertad lo pierdes en peso que cargas, ojo).
  20. Bastones para caminar (1 ó 2). Fundamentales para problemas como la condromalacia y para las bajadas, que veremos después.
  21. Saco sábana. El saco de dormir solo si vas de vivac o en tienda de campaña.
  22. Crema para el sol (aquí cada uno que elija, pero cuidadín con el sol, esto no tendría que ser solo uno de los consejos para preparar el Camino de Santiago si no para todos los momentos).
Para meses de otoño-invierno

Lo mismo de antes más (quitando algunas cosas).

  1. Una capa más de abrigo. Lo más recomendable es llevar una chaqueta de fibra, de las que son como un plumas, pero muy finas, que mantienen la temperatura en movimiento.  Si no, pues un polar puede ser también (ten en cuenta que, en movimiento no hay tanto calor, es más para los momentos de pararse o cuando haga realmente mucho frio).
  2. Botas de trekking de caña media, por el barro y el agua.

*Para los que se encuentren con alguna lesión repentina o no puedan cargar con mochila por  alguna razón (gente que va en silla de ruedas, por ejemplo) existe una alternativa y es que, por un precio razonable, que no suele superar los 3 euros al día, se contrate una empresa para portar la mochila hasta un lugar concreto de la llegada, lo cual suele ser más fácil si se ha reservado con antelación un albergue.

¿Cómo entrenar para  hacer el Camino de Santiago?

Una de las cosas que más me preguntan cuando me piden consejos para preparar el Camino de Santiago es cómo entrenar.

La forma más obvia de entrenar es, básicamente, salir a caminar, de forma progresiva, semanas antes de comenzar el Camino. Unas 3 semanas antes, si se sale 2-3 veces diarias puede ser suficiente, haciéndolo de forma progresiva, aumentando kilometraje y dureza (más o menos cuestas).

Salir a correr también entrena muy bien, puesto que hace coger fuerza, pero ojo, de esta forma no se entrena exactamente el gesto de caminar que tiene unas características diferentes a la carrera (por ejemplo, nuestro gran enemigo, bajar cuestas).

Como las piernas son las que van a cargar con todo el esfuerzo, sobre todo las rodillas, sería interesante entrenar a los grupos musculares básicos para que estén más resistentes y así evitar posibles lesiones fruto de su debilidad.

Estos son los músculos del muslo: cuádriceps, isquiotibiales; y los de la cadera y pelvis, los glúteos.

 

Cuadriceps y glúteos

Fortalecer cuádriceps

 

 

Isquiotibiales y glúteos

Fortalecer glúteos

 

 

Fortalecer glúteos e isquiotibiales

(no sé por qué la gente de estas fotos siempre se está partiendo de risa :P)

¿Que dinámica de autocuidado llevar en el Camino de Santiago?

Esto es, de nuevo, sumamente importante: varios de  los consejos para hacer el Camino de Santiago más básicos que oiréis. 

Estirar:

Estirar los grupos musculares que van a trabajar ANTES, DURANTE y DESPUÉS. Sí, como te lo digo.

Y este es de mis consejos estrella.

Antes para preparar a los músculos y “espabilarles”, durante para ir rebajando la tensión que se va acumulando durante la etapa y después para, finalmente, relajarlo. 

Ojo, que hay que hacerlos de una forma muy concreta, no se hacen todos de la misma forma: 

  • el estiramiento que hacemos ANTES y DURANTE debe ser CORTO, entre  5-10 segundos sin irnos más allá,  porque buscamos decirle al músuculo cuál es su longitud máxima y, a la vez, que se tiene que activar. 
  • el que se hace DESPUÉS debe ser largo, entre 30 y 60 segundos (se puede hace por tandas de 15 segundos).

Algunos estiramientos los podéis encontrar pinchando aquí.

Cuidar los pies: 

Nada más llegar, sacar los pies del calzado (si es zapatilla). Mirar si hay ampolla (actuar con ella como indico un poco más adelante), lavar y secar bien los pies (también entre los dedos) y dejarlos al aire, usando chanclas.

Hacer descansos:

Es un poco obvio, pero hay que hacer descansos en la propia etapa.

Cuánto tiempo depende del ritmo de cada uno, pero por regla general cada hora y media no vendría mal un breve descanso. Especialmente importante después de un tramo duro de cuestas.

Para después de la etapa, conviene un poco de relax, estando tumbados para relajar también la espalda. 

Prepararte para las cuestas:

Las grandes enemigas del peregrino. Antes de encarar una muy dura (sobre todo de descenso), descansar previamente si es necesario (si vas ya algo cansado) porque te puede tumbar del todo y dejarte muy lesionado (si tu cuerpo está cansado, empieza a trabajar mal, haciendo que el paso sea incorrecto, provocando lesiones en rodilla, tobillo, espalda…)

Para las cuestas, insisto, es MUY ÚTIL llevar, al menos, un bastón de apoyo.

Comer y beber:

Beber: 

Es uno de los consejos para preparar el camino de Santiago (y hacerlo) que no se puede olvidar. Hidratar todas las veces que se pueda, especialmente en verano. No llegar hasta la sensación de “sed”, porque ese momento es cuando el cuerpo ya está en “alarma” de deshidratación.

Comer:

En cuanto a comer, prepara el día anterior algo, un bollo, un zumo, unos frutos secos para tomarlos antes de salir (porque se suele salir pronto y no hay nada abierto).

No es especialmente importante seguir unos horarios, lo importante es alimentar paulatinamente al cuerpo durante todas las horas de esfuerzo. Unos frutos secos, chocolate, fruta, barras energéticas son aportes fundamentales de hidratos para meter gasolina al cuerpo.

Durante la etapa no es nada recomendable meterse una comilona, si no aportar poco a poco esa energía.  Un bocata, sandwich etc.

Cuidado con el alcohol: El alcohol deshidrata. Sí, y no me refiero a que metas alcohol y de repente el  líquido de tu cuerpo se evapore. Lo que provoca el alcohol es aumentar la diuresis, es decir, las ganas de orinar. Se aumenta la frecuencia de orina porque se inhibe una hormona (hormona antidiurética). Por lo que el líquido se pierde por los riñones, por la orina, ya que tu cuerpo no está reteniéndolo como debiera.

Esa deshidratación puede llevar a lesiones tendinosas (lo que hace que un músulo y su tendón estén con más componente elástico es el estado de hidratación del cuerpo).

Respeta a las ampollas:

Ojo, estas son las que lesionan los tendones más frecuentemente (sino, que se lo digan a Sara del blog Salta Conmigo).  

Me explico:

Debido a que con una ampolla el pie duele, tendemos a hacer un paso “distinto” al normal, protegiéndonos de ese dolor, provocando que los músculos y tendones trabajen más y generen tendinitis y contracturas: es el peor error que podemos cometer durante una etapa si aun nos queda por andar. 

**Si nos empieza a doler de tal forma que nos altera MUCHO el paso (OJO, SOLO PARA ESOS CASOS, si molesta un poco pero se puede seguir sin que altere la forma de la pisada, no merece la pena), hay que:

  • 1) o parar por completo. 
  • 2) o actuar en ese momento:  
    • quitar calcetín,
    • dejar que seque un poco el sudor (simplemente dejándolo al aire)
    • desinfectar la zona con betadine,  
    • pinchar la ampolla con una aguja SOLO un pequeño orificio (para que drene el líquido)
    • poner betadine y que entre dentro de la ampolla,
    • dejar que seque un poco el betadine,
    • tapar con un apósito COSMOPOR (más adelante, en botiquín hablo de ellos) y, tras recolocar calcetín (seco si puede ser) y bota,
    • seguir andando, pero durante no mucho tiempo. 
  • De forma extra añado que, si estás ya con una lesión provocada (una tendinitis por ejemplo) por alterar la pisada por un ampolla (u otro motivo, un esguince etc) hay que parar, tratarla en un fisioterapeuta y guardar el descanso recomendado post-tratamiento (de un día en adelante).  

¿Cómo tratar lesiones antes y durante el camino de Santiago?

Hay muchísimas lesiones que pueden suceder en el cuerpo, así que me voy a centrar en las más frecuentes.

Como ya hablé de ellas largo y tendido en la Guía definitiva de Salud Viajera, no voy a extenderme mucho en cada una, pues esto son solo consejos para preparar el Camino de Santigo. 

Para hacerlo más práctico, veréis un enlace a cada una de las partes del contenido de dicha guía.

Lesiones de rodilla:

Condromalacia

Una de las lesiones más habituales de rodilla.
Para evitar sus síntomas, sobre todo recomiendo el uso de UNO o DOS BASTONES para caminar.
Sobre cómo prevenirla y tratarla ya hablé en la parte 1 de la Guía Definitiva de Salud Viajera, y puedes ir directamente a ese contenido pinchando aquí

Tendinitis (tendinosis)

Otra de las típicas, sea de la pata de ganso, sea la del tendón rotuliano. Podéis ver su tratamiento pinchando aquí

Luxación recidivante de rótula.

Esta no es muy frecuente, pero la pongo por si a caso. En este caso, lo fundamental es hacer ejercicios de fortalecimiento del cuadriceps, como los que ya he puesto antes, pero es recomendable que aquí se visite al fisio para que enseñe ejercicios mucho más específicos (también puedes enviarme una consulta a través de la hoja de contacto  y así poder decirte algo de forma más concreta).

Lesión de menisco.

Si estás recién operado de menisco o este está tan mal que te da muchos síntomas, obviamente te sugiero que aplaces tu peregrinaje. Para lesiones leves, donde hay poca molestia, lo indicado son, sobre todo los ejercicios de fortalecimiento, estiramiento y estabilización que te muestro pinchando aquí. 

Lesiones de tobillo y pie.

Esguinces de tobillo:

La torcedura de toda la vida. Dependiendo de cómo sea de severo se hará un tratamiento más leve o más intenso, llegando incluso a tener que acabar con el peregrinaje. Las formas de tratamiento las tenéis aquí

Fascitis plantar:

Esta es más normal que surja durante el camino, fruto del caminar constante. La fascia plantar es la que amortigua, justo en el arco del pie. Para prevenirla y tratarla, pinchando aquí .

Metatarsalgias:

Otro problema que surge, como la fascitis, del continuo estrés de caminar tantos kilómetros. La forma exacta de cómo prevenirlas y tratarlas podéis encontrarlas en este link.

Ampollas:

Las grandes enemigas del caminante y  protagonistas constantes en todos los consejos para preparar el camino de Santiago. 

Básicamente, para tratarlas, lo más importante es la zona de rozadura con el calcetín y la bota y detectar dónde se encuentra la zona de rozamiento más normal (que se sabe entrenando y caminando las semanas de antes).

Cómo actuar frente ampollas:

Detectada la zona de rozamiento (incluso con ampolla), podemos evitar el rozamiento:

    • poniendo un apósito adhesivo llamado COSMOPOR sobre dicha zona. Es como un COMPEED pero, para mi, mucho mejor, puesto que no es plástico y no hace humedecer la zona (con el Compeed he presenciado como a un amigo una ampolla se le convertía en un infierno).
    • poniendo vaselina en las zonas donde haya más rozamiento (dedos, talón). Esto se hará al principio de la etapa, como media hora antes de salir, con el pie seco, sin embadurnar de forma enorme pero sí poniendo una pequeña película (consejo sugerido por mi amigo Ramiro Berrocal).

 

**El COSMOPOR es un apósito se usa para heridas de cirugía y adhiere muy bien (tiene una parte que no es adhesiva, que es acolchada y absorbente, perfecto para poner betadine si fuese necesario).

Os adelanto ya que lo de el hilo y la aguja NO es muy recomendable, pero toda la info (que es bastante, por eso no la incluyo aquí) sobre qué hacer con ellas la encontraréis en este otro artículo que publiqué, pinchando aquí

Contracturas y sobrecargas musculares:

Dentro de los consejos para preparar el Camino de Santiago no podía faltar una de las zonas que más sufre.

Para los gemelos sobre todo conviene ir estirando paulatinamente durante la ruta, porque los gemelos (el triceps, que es así su nombre junto con el músculo sóleo) trabaja mucho subiendo y bajando cuestas. 

Para ellos recomiendo estirar de la forma que indico en la foto o bien contra una pared o usando un escalón:

Estiramiento de gemelos

También recomiendo hacer, una vez llegados al albergue o en la tienda de campaña, el siguiente automasaje con la rodilla contraria:

Para el cuádriceps recomiendo el siguiente estiramiento:

Estiramiento cuádriceps camino de Santiago

Y este automasaje con el codo:

Tendinitis y sobrecargas tendinosas:

Hay que tener clara una cosa con las tendinitis: surgen

  • bien por un gesto incorrecto (por ejemplo por una ampolla) o
  • bien por la excesiva tensión de un músculo que se ha ido contracturando (el tendón es la parte final de la fibra muscular, es decir, forma parte también del músculo, y es con lo que se une al hueso).

Por tanto, para solventar una tendinitis hay que: 

  • quitar el motivo que provoca el gesto incorrecto (curar la ampolla y dar resposo) 
  • descargar y estirar al músculo que se ha contracturado.

 (esto de, más que uno de los consejos para preparar el Camino de Santiago es una explicación general que doy para todos mis pacientes).

Como ya hemos visto varios estiramientos (en los link que he puesto antes), voy a poner uno solo para la zona de pie, una de las zonas más vulnerables, que es la de los músculos peroneos, que están en la parte lateral del tobillo. 

Aquí pongo un vídeo explicando dónde están y como se estiran: 

Lesiones de espalda

Lumbares y cervicales:

Para evitar las lesiones o sobrecargas grandes en ambas zonas mientras caminamos, sobre todo es fundamental una BUENA MOCHILA, como ya expliqué antes en “¿qué llevar?”.

Para lesiones previas, echad un ojo a este artículo  de la Guía de Salud.

Botiquín de viaje.

Le dedico un apartado especial al botiquín en estos consejos para preparar el camino de Santiago porque es importante saber qué llevar y qué no llevar.

¿Qué llevar?
– Betadine (botes pequeños individuales y desechables) (NADA DE ALCOHOL NI AGUA OXIGENADA)
– Gasas (NO ALGODÓN)
– Tijeras pequeñas
– Aguja (pero para pinchar una ampolla SOLO CUANDO DUELA). Nada de hilos, por favor…
– Esparadrapo o vendaje tipo “tape”.
– Jabón seco, para desinfectar las manos si no hay agua y jabón.
– Tiritas y adhesivos COSMOPOR pequeñas para rozaduras y ampollas.
– De medicamentos no soy muy dado a recomendar, pero como lo llevaréis igual aunque no os lo diga, pues lo recomiendo y punto: paracetamol e ibuprofeno, siempre y cuando NO SEÁIS ALÉRGICOS.
– Por supuesto, todas aquellas cosas que necesitéis si tenéis alguna patología (aerosol en asmáticos etc)

Y poco más. A parte de por el peso, porque lo básico ya está cubierto con lo que he dicho (si van varias personas, lo suyo es repartir el peso entre todos)

Extra: ¿Cómo salvar una vida?

Esto no es el fin de este artículo de consejos para preparar el Camino de Santiago, pero me parece fundamental, al menos comentarlo, porque es algo que muy poca gente sabe y que puede suceder en cualquier momento, estés en un Camino de Santiago o por tu ciudad. 

RCP2

Estoy hablando de la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y todo el proceso que hay que saber de diagnóstico previo. 

Sobre ello ya escribí un artículo muy completo al respecto con las formas de abordar un cuerpo caído e inconsciente, valorarle y, en el caso de que fuese necesario, reanimarle. Podéis acceder a él pinchando aquí:

No te cortes: ¡PREGUNTA!

Espero que os haya servido esta mega guía de consejos para preparar el Camino de Santiago,  si hay alguna duda que no os haya podido resolver, no dudéis en preguntármela abajo, en comentarios. 

You may also like...

25 Responses

  1. Pedazo guía!!! Tengo ganas de algún día hacer el Camino o algún tramo. Me guardo la guía. Muchas gracias!!!!

    • DaniKeral dice:

      Hola Erik!! Muchas gracias por el piropo. La verdad es que al final me ha salido casi un capítulo de un libro de lesiones deportivas 🙂

      Cuando lo hagas, no dudes en preguntarme!

  2. Pinta muy bien esta guía, consejos muy Pro. Me la guardo para cuando me decida a hacer el camino, que ya va tocando.

    • DaniKeral dice:

      jeje, gracias David, en esto se nota que tengo ya tablas (por fisio, por hacerlo y por lesionarme 🙂 )

      Decídete ya y nos vamos juntos!!

  3. Laura dice:

    Hola

    La guía me ha parecido estupenda y completa. Nuestro grupo por desgracia solo cuenta con tres (aunque armamos jaleo por 10 o incluso 15). Una es fisio, así que por ese lado estamos cubiertas, aunque dos son muy novatas a la hora de andar. Vamos a hacer los últimos 112 km (desde Sarria), en unos 4-5 días, era lo único que podíamos coincidir. Espero que gracias a esta estupenda guía nos sea más fácil. He visto que has mencionado que en los albergues se puede reservar, pero en la charlita que nos dieron para recoger la acreditación nos dijeron que no se podía. Por cierto no se si es la mejor solución pero pensamos ir en coche hasta Sarria, ya que si hay algún problema siempre podemos volver a por el) y luego volver en autobús, tren o taxi hasta Sarria, Que te parece la idea?

    • DaniKeral dice:

      Hola Laura!

      Antes de nada gracias por tu pregunta.
      A ver, te cuento, yo he hecho ese mismo tramo en uno de mis caminos, empleando 5 días. En 5 días se puede distribuir muy bien todo el tramo que tenéis. Íbamos un grupo de amigos también, bastante grandote (íbamos 8), y como íbamos en Semana Santa (que se suele llenar) lo que hicimos fue reservar albergues, pero de los privados, con antelación. Los albergues públicos, efectivamente, no se pueden reservar. En este caso tiramos por lo sencillo, había gente del grupo que sí prefirió menos aventura y más ir a tiro hecho.

      La distribución fue: Sarria-Portomarín (precioso este pueblo) Portomarín-Palas Palas-Arzúa (la etapa más larga que hicimos, de 35 kilómetros, pero con paisajes muy bonitos y paso por Melide y su pulpo), Arzúa-Pedrouzo y Pedrouzo-Santiago.

      La opción de dejar el coche en Sarria, pues puede ser una buena salida, sí. A mi me daría algo de pereza por el hecho de tener que volver a él para cogerlo, pero vamos, puede ser buena forma. Yo siempre me he desplazado en transporte público, en este caso, tren nocturno a Sarria y comenzar a andar nada más llegar (que es temprano por la mañana). De esta forma se ahorra algo de tiempo y paliza de conducción (es una tirada en coche). Valorad eso y el cansancio de volver a por el coche y conducir de vuelta respecto a tenerlo ahí por si ocurre algo.
      También te digo que lo mejor es ir pensando que no va a ocurrir nada 🙂 (que es lo que seguramente vaya a ocurrir).

      Un abrazote, espero que te haya servido!

  4. Jose dice:

    Hola Dani.

    Que post más práctico, justo lo que estaba buscando. Vamos a hacer el camino en agosto (en eso no te puedo hacer caso) pero si que me voy a decidir por unas chanclas de las que recomiendas. Volveré por aquí para estudiarme mucho mejor el post.

    un saludo

    • DaniKeral dice:

      Hola Jose!! Jeje, llévate pues muuuucha agua. Échale un vistacillo al artículo y si tienes alguna duda, pregúntame, no te cortes!!

      Un abrazote!

  5. Gloria dice:

    Peazo de post tan completo y bien explicadito!!! Enhorabuena!!! En unos días comenzamos el camino y nos vienen genial tus consejos. Solo una duda, vamos Jose y yo con nuestro perro y no se cómo va el tema de dormir con él en los albergues. Creo q finalmente pillaremos tienda de campaña para ir más cómodos. Un saludo y de nuevo Enhorabuena por el post! Y por tu blogcreativo 😉

  6. Gloria dice:

    Muchas gracias Dani! Te iremos contando! Seguimos en contacto 😉

  7. Oliver Trip dice:

    ¡Buaah Dani, maravillosa guía!

    Acabo de llegar a ella y me la he zampado enterita, de principio a fin. Ya tengo claro a quien acudiré cuando las dudas empiecen a asaltar nuestro Camino Sin Límites 🙂

    ¡Un fortísimo abrazo!

    • DaniKeral dice:

      Hola Oli!!

      Pues fíjate que estaba pensando el otro día como hacer una actualización para el caso de tu proyecto. Una de las cosas que me venía a la cabeza era para las cuestas. No sé como será la silla que vais a llevar, pero tanto cuesta arriba como cuesta abajo te va a requerir esfuerzo. En la subida tus tobillos y rodillas sufrirán mas carga, por lo que estirar esa musculatura paulatinamente tras cada subida intensa puede ser una buena opción. Para cuestas abajo te va a requerir, si cabe, aun mas, porque tienes que frenar tu peso y el de una silla de ruedas, por lo que trabaja bien antes de ir los cuadriceps (el ejercicio de sentadillas) y musculatura de espalda (el del balón para isquiotibiales puede valer, pero hay más) porque te va a requerir esfuerzo de esa musuculatura para frenar la bajada.

      Fundamental que, por ello, el peso que lleves contigo, sea el mínimo, tu mochila que sea una pluma, de lo que he puesto en el post sobre mochila, elimina cosas porque suficiente carga vas a tener ya.

      Si tienes dudas, ya sabes, pregúntame, y por el camino escríbeme por privado si necesitas.

      Un abrazote campeón!

  8. ALEJANDRA dice:

    GENIALES CONSEJOS GRACIAS SALGO EL MARTES AL CAMINO LUEGO TE CUENTO

  9. CARLA ADRIANA SAGRERA dice:

    hola! soy de uruguay! y nuestro deseo es ir en mayo a hacer un tramo del camino. Somos 3 amigos que iremos. Aun no hemos decidido que tramo del camino hacer tenemos máximo 10 dias para ello. tenemos que estar de vuelta en Montevideo a mas tardar el 29 de mayo 2017. que nos recomiendas? Queremos llegar a Santiago. Pensamos en dos posibilidades: empezar 200 km antes de Santiago, llegando a la ciudad. Y la otra es salir desde francia hacer ciento y pico de quilometros y luego tomarnos autobus o tren hasta las cercanias de Santiago y llegar caminando. Que opinas de esto? Tienes una mejor propuesta? Nuestra intension es una busqueda personal a traves de la experiencia que se viva.
    Gracias por lo que puedas aconsejarnos

    • DaniKeral dice:

      Hola Carla! Gracias por tu comentario!
      Pues la respuesta me la pones muy fácil: los últimos 200 hasta Santiago, sin duda. Te explico el porqué: lo impresionante del camino es el esfuerzo de realizarlo, de ir superando etapas consecutivas, de ir coincidiendo con gente que, según el ritmo que lleve cada uno, os iréis encontrando en diferentes momentos de la ruta (o en el albergue o en el camino o en el bar o en el mismo Santiago incluso, varios días después). Esa es la auténtica magia del Camino de Santiago, a parte de la naturaleza y el camino en sí. A parte, la zona de Galicia (últimos 200-250 km) es de las más bonitas, todo verde. Así que, sin duda, hacerlo todo del tirón hasta Santiago, no os arrepentiréis. 😉 Un abrazote!!!

  10. Rodiro dice:

    Ahora es mi blog favorito!

  11. Alba dice:

    Una guía completísima. Me la guardo para cuando hagamos el camino, que espero que sea pronto 🙂

    • DaniKeral dice:

      Hola Alba, jeje, gracias! Mis horitas me llevó, pero conseguí poner todo lo que creo necesario para no averiarse en el Camino (el cual te recomiendo muchíiisimo). ¡¡Un abrazote!!

  1. julio 15, 2016

    […] Es una versión HIPERBREVE de todo lo que te he comentado en las Guías de Salud Viajera (que encontraréis al final de este artículo) y en la Guía para preparar el Camino de Santiago que encontraréis pinchando aquí.  […]

  2. agosto 29, 2016

    […] botiquín se parece mucho al que ya recomendé de forma extensa en esta otra entrada  sobre el Camino de Santiago, solo que para India, sí que haría hincapié […]

  3. septiembre 15, 2016

    […] no sabemos mucho del tema pero Dani Keral tiene un post muy completo que te recomendamos leer. Te habla extensamente de cómo realizar estiramientos, del autocuidado de […]

  4. junio 27, 2017

    […] Japón se encuentra una de las rutas de peregrinaje más importantes del mundo (junto al Camino de Santiago), aunque no muchos saben de ella: es la conocida como ruta de los 88 templos de Shikoku o Shikoku […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *